El pirómano de Ribadeo volvió a actuar con otro incendio en Ove

El alcalde apela a la colaboración ciudadana para descubrirlo


ribadeo / la voz

Suma y sigue. El pirómano de Ribadeo volvió a actuar esta semana, con un nuevo incendio en la parroquia de Ove, algo que se repite desde hace más de diez años. Ocurrió el lunes por la noche, en el lugar donde acostumbran a registrarse los focos, en las inmediaciones de la carretera nacional N-640 que comunica Ribadeo con Vegadeo, cerca de la vía de Feve y en circunstancias que se repiten: de noche y cuando hay vendaval. También, por fortuna, una vez más el hecho de que se diese la alerta con prontitud y la actuación de los equipos de extinción permitió controlar las llamas y evitar que se propagasen.

Tal y como informó ayer este diario, de 2008 a 2017 se han registrado 30 incendios forestales en Ove, calcinando cinco hectáreas de terreno. Así figura en el Plan Municipal de Prevención y Defensa contra Incendios Forestais de Ribadeo, con datos de la Consellería de Medio Ambiente. Pero en 2018 y 2019 continuaron los fuegos en Ove y el de esta semana ha sido el primero de este año.

El alcalde, Fernando Suárez, habla sin tapujos de la presencia de un «pirómano obsesivo». Al poco de extinguirse un incendio colgaba un mensaje en su perfil de Facebook, en el que indicaba: «Outra vez máis, e van... Na mesma parroquia de Ove, con vento, con noite, sempre igual. Menos mal que a colaboración cidadán sempre está aí para avisar, como tamén están Protección Civil de Ribadeo, a Garda Civil e o Axente Medioambiental do distrito. Ben por eles. Que graza lle ten a quen quere estragar un patrimonio natural, ademais de poñer en perigo as vidas dos que apagan, o tren do Feve que pasa por alí, etcétera».

«Agardo que ao responsable deste lume lle agarde o peor: a xustiza cando o collan (que caerá), e o lume, pero do inferno (se é crente)», concluía Fernando Suárez.

Ayer, el regidor divulgaba un comunicado en el que expresaba su «profundo disgusto, rabia e preocupación» por el nuevo conato de incendio. Suárez elogió la colaboración ciudadana para dar la alerta del fuego y la actuación en las tareas de extinción. Gracias a ello todo quedó en un conato, pero el alcalde reconoció el riesgo evidente de que, quizás, algún día no sea así y haya que lamentar daños mayores. Por ello hizo un llamamiento a los ribadenses para que si ven algo sospechoso o tienen indicios de quién puede ser el autor de los fuegos, lo comuniquen a las autoridades.

«Non sei que graza lles ten acabar co patrimonio natural, coa a vía de Feve, o risco para o persoal humano... Eu dende logo confío en que este bicho que anda plantando lume seguramente algún día caerá, a Xustiza se fará cargo del e apelo á cidadanía para que se ve ou sospeita algo, porque isto xa pasa de castaño escuro, que llo comunique ás autoridades e corpos de seguridade para que faga un seguimento estreito. É inaudito que nunha parroquia sistematicamente haxa mais conatos de lume que en todo o resto xuntas. Entre todos imos acabar con esta xente. O cerco se ten que estreitar, si ou si», concluyó el alcalde.

«Agardo o peor para o responsable deste lume: a Xustiza e o lume do inferno»

«Entre todos imos acabar con esta xente. O certo se ten que estreitar, si ou si»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El pirómano de Ribadeo volvió a actuar con otro incendio en Ove