Y ahora un panel con donuts para ironizar sobre la falta de inversiones en Ribadeo

Ribadenses copian la idea del Concello de una valla irónica y arremeten contra todas las administraciones


ribadeo / la voz

A la valla del Concello de Ribadeo ironizando con la aportación de la Xunta (simbolizada en una bolsa de pipas con el escudo oficial del gobierno gallego) en la reforma del estadio municipal Pepe Barrera, le ha salido competencia. Alguien, se ignora quién, ha tenido la ocurrencia de colocar un cartel criticando la nula inversión en mejorar la carretera que, paralela a la vía de Feve, discurre por el barrio de Os Garitos, conectando la zona de Vilar con la carretera de la Diputación en dirección a Santa Cruz. El cartel es similar al que instaló el Concello, con una pregunta y la respuesta en forma de la inversión de cada administración y una imagen alusiva. Lo que ocurre en este caso es que a la Xunta, al Concello y a la Diputación le corresponde la misma: cero euros y un «dónut».

Esta carretera es muy transitada, singularmente por camiones y vehículos agrarios, y se suelen registrar numerosos accidentes por ser muy estrecha, lo que provoca caídas a las cunetas. Los vecinos que residen en la zona vienen reclamando desde hace años que se mejore y en una ocasión en los presupuestos del Concello de Ribadeo se incluyó una partida para ello, pero la obra no llegó a licitarse.

La valla del estadio municipal Pepe Barrera, instalada por el Concello, fue denunciada por el PP, por haberse sido montada en período electoral. El Partido Popular pidió que el alcalde, Fernando Suárez, fuese sancionado con un multa de 300 a 6.00 euros, que está pendiente de resolución. En este caso, la valla es anónima y de la pulla nadie se libra, ni Concello, ni Diputación ni Xunta.

Las ayudas de la Xunta a Ribadeo, ¿para pipas?

JOSÉ ALONSO

El Concello ironiza en una valla sobre la contribución autonómica para financiar la reforma del campo de fútbol

Las ayudas de la Xunta al Concello de Ribadeo apenas dan para pipas. Es la idea que lanza el alcalde ribadense, el nacionalista Fernando Suárez, quien en los últimos mandatos ha tenido en la Diputación Provincial de Lugo (con el gobierno PSOE-BNG), su principal baluarte para acometer inversiones que van más allá del sostenimiento de los servicios, tales como la mejora de las principales calles de la villa, la nueva residencia de ancianos o la reforma del campo de fútbol municipal, ahora en obras. Esta última ha sido la actuación elegida por el alcalde para ejemplificarlo. Y su idea ha sido instalar una valla en el muro perimetral del estadio, junto al acceso principal al campo, que sin duda no pasa desapercibida, con un mensaje de lo más directo: Canto custa volver a gozar do fútbol? La aportación de la Diputación, 140.000 euros, figura bajo una imagen de un balón con su logotipo; la del Concello, 235.000, sobre unas botas, que lucen el logo del Ayuntamiento, y la de la Xunta, 47.000, para una bolsa de pipas, también con el escudo de la Xunta de Galicia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Y ahora un panel con donuts para ironizar sobre la falta de inversiones en Ribadeo