Manuel, el marqués de Sargadelos que siempre vota en las elecciones en Ribadeo

«Se trata de llevarlo con buen humor, porque para que los políticos se rían de nosotros, mejor nos reímos todos», dice


ribadeo / la voz

Tras varias elecciones votando caracterizado como Raimundo Ibáñez, el marques de Sargadelos, en la mesa electoral de la oficina de turismo de Ribadeo, cada nuevos comicios ya esperan la llegada del insigne personaje. Pero ello no implica que, invariablemente, siempre asomen rostros de sorpresa, como ocurrió este domingo en la propia presidencia de la mesa al entrar Manuel José Pérez Fernández, ribadense de 47 años, con peluca y vestido con casaca azul, chaleco rojo y pantalón negro. Es la fiel adaptación del retrato que le hizo Goya al marqués, que se conserva en el Museo Baltimore de Estados Unidos y que se reproduce en la estatua inaugurada en 2004 en las escalinatas del consistorio de Ribadeo (la que fue casa de Raimundo Ibáñez).

Fue precisamente esta estatua la que dio pie a la charanga A Choca de Ribadeo a elegir el traje del marqués de Sargadelos para una de sus indumentarias de Carnaval. Pasados unos años, Manuel José Pérez, por la amistad que tiene con algunos de los integrantes de la A Cocha (a quienes sigue agradeciendo el gesto que tuvieron con él), les pidió si le podían dar uno de los trajes para dar rienda suelta a su buen humor en diferentes actos que se celebrasen en Ribadeo. Y así fue como surgió todo.

Desde entonces, a Manuel se la ha visto por Ribadeo caracterizado como Raimundo Ibáñez no solo en los carnavales, sino también en carreras deportivas (la benéfica contra el cáncer, por ejemplo) y yendo a votar desde hace años. «Me gusta hacer algo de comedia, pero siempre con respeto», señala. Y eso que la figura histórica del marqués no es precisamente de su predilección. «Me hace gracia que a una persona que fue arrastrada por las calles de Ribadeo y ajusticiada por lo que hizo, seguramente con razón, finalmente le hayan erigido un monumento en la entrada del ayuntamiento. Me choca esa doble moral», dice.

Pero hay otro vínculo más. Y es que la casa del padre de Manuel se encuentra en Santa Eulalia de Oscos, a escasos metros, al lado prácticamente, de la casa natal del marqués de Sargadelos, hoy acondicionada como museo. «El destino al final nos une», dice con una sonrisa.

«Le estoy muy agradecido a A Choca por dejarme el vestido del marqués. Yo lo quería para usar en acontecimientos, como en la primera gala del Carnaval, en el Cine Teatro. Después lo fui usando otros días y, sobre todo, al votar», recuerda. Una de esas apariciones la divulgó La Voz, en la edición general: «La vio mi hermana en Vigo y me llamó para preguntarme qué había hecho para salir a nivel regional», dice, de nuevo con una sonrisa.

Porque sus caracterizaciones dan pie a no pocas anécdotas y a seguir la broma. «Al ir a votar muchos me conocen, pero estaría bien grabar la cara que pone la gente cuando ve entrar en la oficina a un personaje así. Esta vez había dos urnas, con el alfabeto dividido, y no tenía claro si tenía que votar como Ibáñez o como Pérez». Para seguir la broma, tras votar se cambió de ropa y volvió por la mesa para preguntar si podía volver a hacerlo, esa vez como el verdadero Manuel José. «No coló», ríe.

«Solo se trata de llevarlo con buen humor, de hacer una broma, porque para que los políticos se rían de nosotros, mejor nos reímos todos», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Manuel, el marqués de Sargadelos que siempre vota en las elecciones en Ribadeo