Ribadeo en la historia de Cuba


Desconozco si el 29 de octubre de 1492, cuando Colón arribó a tierras cubanas, concretamente  a la costa de Gibara, lo podía acompañar algún marino ribadense.

No me extrañaría que fuese así, ya que la historia de Cuba, no se podría escribir sin que Ribadeo esté presente.

¿Cuándo llegó el primer ribadense a Cuba?. Nunca la sabremos, pero como pueblo emigrante y aventurero que somos, no dudo que algún coterráneo nuestro en cuanto supo de la existencia de Cuba,  echase rumbo a tierras cubanas.

Las primeras referencias de ribadenses en Cuba, nos tenemos que remontar a los tiempos de la navegación a vela, cuando los buques de Casas y Bengoechea surcaban los mares del mundo y uno de sus principales destinos eran los puertos de la Isla de Cuba, asimismo en sus costas algún marino ribadense dejó su vida, ya que fueron varios los buques ribadenses que naufragaron.

En el puerto de  La Habana, según un artículo de Segundo Moreno Barcia, escribe  “en una ocasión en el puerto de La Habana, llegó haber nueve buques de bandera de Ribadeo” (años después Cunqueiro hizo suyo dicho comentario).  

Aquellas travesías largas y duras, invitaba a quedarse en aquellas tierras y  más de un marino ribadense decidió quedarse y comenzar una vida nueva.

Cuba tierra de tabaco, también acogió a diversos coterráneos de nuestro municipio, que se dedicaron a los negocios en el mundo del tabaco, el más conocido de todos ellos Pedro Murias, así como Jesús Rodriguez  Murias, Pedro Moreda , Antonio Gonzalez Murias, Domingo Garcia o Inocencio Aguiar, entre otros.   

Años antes también había llegado a Cuba otros ribadenses, los cuales también se habían dedicado al negocio del tabaco, Felix Murias, Jesús Rodríguez Murias, Antonio Gonzalez Murias, Domingo Garcia, Inocencio Aguiar o Pedro Moreda.

Fueron varios los comerciantes ribadenses que tenían sus bodegas en la zona del Malecón habanero o en sus calles adyacentes como la de O’Relly, en la cual vivía José González López, nacido en nuestra Villa y padre de José Antonio González Lanuza, abogado, periodista y en 1895 se  pone del lado del proceso independentista, siendo uno de sus principales conspiradores, siendo detenido y encarcelado. En 1897 es indultado y viaja a New York ha realizar labores a favor de la independencia de Cuba, regresando a La Habana en 1898. 

El 24 de octubre de 1898 se reúne en Camagüey la Asamblea general del Ejército Revolucionario, y se nombra a los cinco representantes que viajarán a Washington a reunirse con el presidente americano, para tratar asuntos de máxima importancia para el futuro de Cuba y entre los cinco elegidos figura Gonzalez Lanuza.

A raíz de 1898 fue el encargado de redactar el nuevo Código Penal; secretario de Justicia y de Instrucción Pública; llevó a cabo la reforma de enseñanzas superiores y creando nuevas carreras universitarias, senador de la República y presidente del Senado. Fue fundador de la Academia de la Historia de Cuba y primer presidente del Ateneo de La Habana. 

Pero también destacaron otros ribadenses en el “Ejército Mambí”, como el General Francisco Villamil y el Capitán Félix de los Ríos, que fue uno de los hombres de confianza de José Martí , durante el proceso libertador.

La última bandera española que ondeó en La Habana, fue entregada por los militares del arsenal a Pedro Murias, para su custodia y hoy en día se encuentra en la Granja Escuela Pedro Murias en Villaframil.

En 1840, Narciso Obanza embarca para La Habana, donde residía un tío suyo el cual tenía una bodega, y se fue hacer cargo de sus negocios y las cosas le fueron tan favorables que llegó a crear un banco en la ciudad habanera. A su regreso se instaló en La Coruña, dedicándose a los negocios principalmente a importar café, licores, cueros, cacao y chocolate de Cuba y  fundó en la capital herculina la Banca Obanza, una de las más importantes de Galicia en los principios del siglo XX.

Con la llegada al poder de Fidel Castro, otro hijo de un ribadense, natural de Couxela, Carlos Rafael Rodríguez , viceprimer ministro, secretario del Partido Comunista Cubano, considerado como el ideólogo de la revolución, y conocido por “el zar económico”, ya con 20 años había sido nombrado alcalde de Cienfuegos.

El actual ministro de Asuntos Exteriores Bruno Rodríguez, por sus venas también corre sangre ribadense, ya que es nieto de ribadense.

En el mundo cultural cubano, Litico Rodríguez, destacado actor teatral, fundador del Teatro Musical de La Habana, participe en más de una treintena de películas, fundador del Teatro Musical de La Habana y artista durante varios años del famoso Tropicana, hijo de otro ribadense, concretamente de  Manuel Rodríguez, emigrante en 1919, el cual estuvo muy vinculado a los movimientos culturales cubanos y de la colectividad gallega, siendo uno de los fundadores de la Institución Hispanocubana de Cultura en el año 1926 y la Sociedad Naturales del Ayuntamiento de Ribadeo en 1927.

La colectividad ribadense tardó años en asociarse, pero cuando lo hizo, al llamamiento de los promotores, la respuesta fue exitosa, y en los dos primeros meses, ya eran más de 200 los socios.  Organizaban conferencias, “xantares” y “bailes” en fechas significativas para ellos, como el , “Dia de San Roque”, “Dia de la Patrona”, “Dia de la Raza”, “Carnavales” o “Navidades”, normalmente eran en los jardines de “La Tropical” o en “La Polar” (principal cervecera cubana). 

Como ribadense que soy y admirador de Cuba y de su historia, me siento muy orgulloso que fuesen muchos los ribadenses ,escribieron páginas de la historia de Cuba, ya que sin ellos, no se podría escribir la historia de Cuba. FELIZ “RIBADEO INDIANO”

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Ribadeo en la historia de Cuba