Fernando Suárez, en su cuarta toma de posesión en Ribadeo como alcalde: «É emocionante como a primeira vez»

Alzó el bastón de mando, del siglo XIX, y se emocionó recitando a Cabanillas, y regaló un pin del escudo ribadense a los nuevos miembros de la corporación


RIBADEO/LA VOZ

La toma de posesión de Fernando Suárez como alcalde de Ribadeo ocupó una hora de la jornada del sábado y con este comentario destacado por su parte: «Por imperativo legal prometín fidelidade ao Rei, porque mo mandan». Primero prometió el cargo como edil y después como alcalde, tras la votación en la que se proclamó como candidato del BNG con mayoría absoluta. El edil de mayor edad, Jesús Mundiña en este caso, fue el encargado de entregarle el bastón de mando, que Suárez ofrecía acto seguido a los ribadenses. «Utilizareino con rigor, con seriedade e con honestidade», dijo, sosteniendo en sus manos una pieza que tiene valor por su antigüedad ya que es «do século XIX, feita en madeira de cerdeira e de cando Ribadeo se escribía con 'v'», matizó.

Ya como alcalde, tuvo un detalle con los nuevos ediles pues de 13 miembros que componen en total la corporación ribadense se estrenan diez como ediles: «Aos dez novos de goberno e da oposición regaleilles un pin co escudo de Ribadeo, xa que non puideran estar no acto do 40 aniversario das corporacións da democracia, pois daquela aínda non eran edís, e realmente seguimos neste 2019 estando no aniversario». Destacó Suárez que una renovación municipal así permite «combinar experiencia e modernidade».

Esta será su cuarta legislatura, «a terceira con maioría absoluta». Tomar posesión como alcalde por cuarta vez, dijo, «é emocionante como a primeira vez». Dijo que su filosofía como regidor local es tratar «a todo o mundo por igual» y no olvidó en su discurso citar un trozo del poema En pé! de Ramón Cabanillas que, reconocía el propio Suárez, especial para él: «O corazon aberto a toda verba amiga, e nunha man a fouce e noutra man a oliva». «É dicir, dialogamos con todos e polo ben en común, representado na oliva, pero tamén coa fouce, que é pelexar para que Ribadeo teña o que se merece. Son uns versos moi emotivos para min», dijo, acompañado en el acto de su familia. Su madre, contó, «veu andando dende a súa casa a un quilómetro. Ten 87 anos. Veu á toma de posesión con moito gusto, moi tranquila. Díxome 'segue sendo coma sempre fuches'».

Fernando Suárez también aludió a los municipios vecinos limítrofes con Ribadeo: «Por todos lados son gobernos abertos con xente dialogante pero tamén temos que seguir traballando polo ben da comarca enteira». Dio las gracias en su discurso «aos que axudaron a deixar o listón tan alto como está», añadiendo: «Toca pensar en Ribadeo, na bisbarra, na provincia e tamén na Galiza enteira». «Seguiremos impulsando un crecemento sostible, produtivo e non especulativo. Seguiremos traballando duramente polas partes máis febles da sociedade. Queremos facer de Ribadeo a capital galega da produción orgánica e da alimentación sá... e todo isto cunha clara perspectiva de xénero», dijo sobre el futuro ribadense, entre vecinos y familiares de los miembros de la corporación municipal que compartieron la sesión plenaria constituyente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Fernando Suárez, en su cuarta toma de posesión en Ribadeo como alcalde: «É emocionante como a primeira vez»