¿Quién tiene la culpa de que no haya suficientes socorristas para las playas?

La Xunta responde a los alcaldes que la responsabilizan reprochándoles que no organicen cursos que financia


RIBADEO / LA VOZ

Los socorristas escasean. Es una noticia que por estas fechas se viene repitiendo desde hace años, con las dificultades de no pocos concellos para cubrir los puestos de trabajo que ofrecen. Al riesgo que entraña una insuficiente vigilancia se une otro perjuicio, que ya se dio el año pasado en varios arenales de A Mariña: tener que arriar las banderas azules al no cumplir con los requisitos del servicio de socorrismo. El Concello de Ribadeo ha sido el que primero en lanzar su oferta laboral. Ha convocado 17 plazas a las que solo se presentaron 14 candidatos. Pero la situación empeoró ayer, cuando debían entrgar la documentación para hacer las pruebas, ya que al menos dos renunciaron.

Como causa de esta situación se apunta a un requisito para ser contratado para los puestos que convocan los concellos con las subvenciones de la Xunta, que son la mayoría, que consiste en disponer del certificado de profesionalidad. La titulación de socorrista acuático no es problema, pero este curso sí, porque en Galicia se exigen sobre 600 horas de formación y pagar en torno a 1.300 euros. En Asturias el curso es de muchas menos horas y tiene un precio inferior. Pero el título que se obtiene no es válido para Galicia.

Mucho tiempo y dinero para trabajar un par de meses en verano. Esa es la crítica generalizada. La que hizo esta misma semana el alcalde de Ribadeo a la Xunta de Galicia, advirtiéndole del grave problema que se está creando a los concellos.

Respuesta de la Xunta

La respuesta llegó ayer del Gobierno autónomo. Y consiste en responsabilizar de buena parte del problema a los concellos, por no organizar cursos para obtener el certificado de profesionalidad, que son gratuitos para los alumnos si los promueven los ayuntamientos con cargo al programa de acciones formativas dirigidas preferentemente a personas desempleadas (cursos AFD), en cuyo caso los subvenciona la Xunta.

Considera la delegación territorial de la Xunta que ésta puede ser una «fórmula ideal» para acceder a la formación precisa y paliar la falta de socorristas. Y añade: «No caso da Mariña lucense, esta é a fórmula que vén empregando durante os últimos anos o concello de Xove, que solicita e organiza co apoio e financiamento da Xunta este curso de formación, gratuíto para o alumando participante. Curiosamente e aínda que son moitos os concellos que teñen dificultades para contratar socorristas, Xove é o único concello da comarca que promove este curso».

Y recuerda la delegación territorial que ya el año pasado informó a los alcaldes de este sistema de acceso a cursos formativos financiados por la Xunta, «incluido ao alcalde de Ribadeo. Con todo, este Concello non solicitou este curso pese ás evidentes vantaxes que incorpora, incluído dispoñer dunha bolsa de titulados a incorporar no programa de socorrismo que se contrata cada verán».

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, echó mano de la ironía para replicar a la Xunta: «Que raro que case todos os alcaldes, con independencia da cor política, non pidamos facer eses cursos. Quen está actuando de xeito obtuso é a Xunta, a que pon unhas condicións leoninas».

La Xunta recuerda que solo Xove solicitó organizar los cursos gratuitos formativos

Suárez: «Quen está actuando de xeito obtuso é a Xunta, con condicións leoninas»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Quién tiene la culpa de que no haya suficientes socorristas para las playas?