Conmoción en Ribadeo al hallar muerta a la vecina desaparecida

Un helicóptero localizó el cadáver en unos acantilados frente a As Grobas


RIBADEO / LA VOZ

Los peores presagios se hicieron realidad ayer por la mañana en Ribadeo, cuando fue descubierto en una zona de acantilados frente al castro de As Grobas, en las proximidades de Illa Pancha, el cuerpo de la ribadense desaparecida el martes, Laura López Saavedra.

Fue al poco de reanudarse el dispositivo de búsqueda iniciado el mismo martes, minutos después de denunciarse la desaparición. Desde un helicóptero de la Guardia Civil se observó un cuerpo. Eran sobre las 9.30 horas. Tras notificarlo, al lugar acudieron agentes de la Guardia Civil, personal del 061 y Protección Civil. Como la marea estaba subiendo y ante la amenaza de que el mar volviese a retirar el cadáver, fueron los agentes de la Guardia Civil los que decidieron bajar al lugar, un espacio de difícil acceso, y recuperar el cuerpo. La zona fue acordonada hasta que horas después, tras la llegada de la autoridad judicial, se procedió al levantamiento del cadáver. A continuación fue trasladado a Lugo, para en un trámite habitual, practicarle la autopsia. Al lugar acudió también el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez.

La mala noticia del hallazgo se propagó con rapidez por Ribadeo, provocando una profunda conmoción y pesar. Desde que el martes por la mañana se supo de la desaparición de Laura López Saavedra, en las redes sociales se sucedieron imágenes de la mujer, de amigos y familiares que pedían colaboración para localizarla.

La denuncia

Fue su padre quien el martes denunció en el puesto de la Guardia Civil la falta de Laura. Había escuchado un ruido en la casa y al entrar descubrió que ella no estaba dentro, pero al parecer había dejado sus objetos personales, como las llaves y el teléfono móvil. Esa circunstancia desató las alarmas. Lo primero que hizo fue recorrer la costa, por Piñeira, que Laura frecuentaba. Al no encontrarla optó por denunciarlo en el puesto de la Guardia Civil. Así se puso en marcha un dispositivo de rastreo, desde Illa Pancha hasta As Catedrais, que el martes no dio resultado.

Laura López Saavedra, madre de un hijo menor de edad, tenía cuarenta años y estaba viviendo en Campoxurado (Vilaselán). Trabajaba de enfermera en el Hospital Público da Mariña, pero al parecer estaba de baja.

Ayer, los comentarios de pésame se sucedieron, recurriendo a las redes sociales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Conmoción en Ribadeo al hallar muerta a la vecina desaparecida