Políticos que quieren gobernar, pero renuncian a su sueldo

En Ribadeo nos Une no les gustan los «políticos profesionales», tienen la lista completa y se comprometieron ante notario a no cobrar


RIBADEO / LA VOZ

La agrupación de electores Ribadeo nos Une, que concurrirá a los comicios de mayo, marca diferencias; tiene la candidatura lista para presentar, aunque continúan entrevistándose con asociaciones y vecinos, y siguen abiertos y receptivos por si hubiera que introducir algún cambio; disfrutan de la libertad «de no estar sometidos a la tutela de ningún partido» y, sobre todo, sus números 1 y 2 ?Ramón Acuña González y Antonio Vicente Fernández Fernández? han firmado ante notario que renunciarán a cobrar salario municipal si acceden al Gobierno «o si por alguna circunstancia tienen que hacerse cargo de alguna delegación».

Ramón Acuña y Antonio Vicente Fernández, jubilados, lideran un partido independiente que pretende «cambiar la forma de gestionar los Concellos». Ellos, desde su posición de jubilados, quieren contribuir con su tiempo a mejorar el ayuntamiento en el que viven. Huyen de la figura del «político profesional» y creen que, si una persona que está en activo laboralmente tiene que dejar su trabajo para dedicarse al Concello, y con ello cobrar un sueldo, «este debería ser igual al que percibía en su anterior trabajo. Lo que no tiene sentido es que el salario medio de un vecino sea de 1.200 euros el del alcalde, de 4.000».

600.000 euros en dedicaciones

En este sentido arremeten contra el Gobierno ribadense, del que aseguran que ha dedicado 600.000 euros a pagar dedicaciones en los últimos cuatro años. «Ese dinero estaría mejor invertido en servicios sociales», asegura Ramón Acuña que junto con Antonio Vicente Fernández ratificaron su compromiso en la notaría el pasado día 8. Ellos creen que su gesto debería ser secundado por todos los candidatos que aspiren a gobernar Ribadeo, como muestra de que su objetivo real y final es prestar servicio al pueblo. Acuña recuerda las diferencias entre la política actual y la de hace tres o cuatro décadas, «cuando no había ni los sueldos ni las dedicaciones exclusivas o parciales que hay ahora». Él mismo, que ejerció como concejal entre 1983 y 1991 y también fue diputado provincial, asegura que nunca dejó su puesto de trabajo (en Alcoa) para vivir de la política.

«Queremos concienciar a la ciudadanía de que los gastos que hay en el Concello salen de sus impuestos», explica Acuña, quien cree que Ribadeo nos Une marca tendencia en este nuevo escenario político. ¿Cómo afrontan el día 26 de mayo?: «Con mucha ilusión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Políticos que quieren gobernar, pero renuncian a su sueldo