Nadie sabe qué símbolos franquistas exige eliminar el Gobierno en Ribadeo y Lourenzá

Es probable que se trate de una confusión del Gobierno por las calles Calvo-Sotelo


RIBADEO / LA VOZ

Ribadeo y Lourenzá son los dos concellos de A Mariña que figuran en la relación de 656 ayuntamientos españoles a quienes el Ministerio del Interior ha solicitado que retiren símbolos franquistas, fruto de un rastreo realizado con el INE con el que detectaron figuras del franquismo que dan nombre a 1.171 plazas y calles de España. En cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de 2007, el Ministerio envió cartas hace unos días a los alcaldes pidiéndoles que los nombres fueran sustituidos, pero sin aclarar a qué calles o plazas se refiere.

Al ver la misiva, el regidor ribadense, Fernando Suárez, no daba crédito. Y es que en el Concello de Ribadeo no se sabe de ningún símbolo franquista que quede en el municipio.

Ayer, al ver el nombre de Ribadeo en las noticias vinculadas con este asunto, Suárez no ocultaba su perplejidad y recordó que ya hace días envió una carta a la Dirección General para la Memoria Histórica del Ministerio de Justicia en la que, escuetamente, le indicaba: «En relación con su escrito 22/01/2019 acerca de la existencia y retirada de simbología de la Guerra Civil y la dictadura, le participo que en este municipio (salvo error u omisión) no consta la existencia de la mismas».

En el caso de Lourenzá, la alcaldesa, Rocío López, también ignora a qué símbolos se refieren, por lo que reclamará a Interior aclaraciones.

La más que probable explicación llegó por boca del exalcalde laurentino, Vidal Martínez-Sierra, quien consultado al respecto manifestó no tener constancia de ninguna calle o símbolo franquista en Lourenzá. Sí hay un vial que lleva el nombre de Rúa Calvo-Sotelo, pero se corresponde (como así se hizo constar hace años en un pleno), con el expresidente del Gobierno, Leopoldo, y no con José Calvo-Sotelo, el diputado monárquico cuyo asesinato en la madrugada del 13 de julio de 1936 se convirtió en el antecedente inmediato del levantamiento militar y, por tanto, de la Guerra Civil española. José Clavo-Sotelo fue honrado en la dictadura franquista como protomártir de la cruzada? o protomártir del Movimiento Nacional. En Madrid, la alcaldesa Manuela Carmena le quitó su nombre a una calle.

En Ribadeo también existe la Avenida Calvo Sotelo, sin especificar si se trata de Leopoldo o de José, aunque se trata del primero. Ahí probablemente radique el error del Ministerio del Interior, en su rastreo de nombres de calles con el Insituto Nacional de Estadística (INE).

El caso es que en las misivas enviadas a los alcaldes, Fernando Martínez López, director general para la Memoria Histórica, se les solicita que acrediten la no existencia de simbología de exaltación franquista en sus municipios y, para el caso de que la existiera, se retire. Y recuerda que para lograr el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica se puede recurrir a retirar las subvenciones y ayudas públicas a los concellos.

Otros símbolos

El caso es que en esta relación de ayuntamientos no aparecen algunos, como el de Burela, que sí conserva símbolos franquistas, como es el caso de los escudos en las casas baratas. Según explicó el alcalde, Alfredo Llano, eliminar estas placas es más complicado de lo que parece, «xa que están catalogados por Patrimonio e require complexos trámites».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Nadie sabe qué símbolos franquistas exige eliminar el Gobierno en Ribadeo y Lourenzá