Ribadeo combate el feísmo con siete multas por 15.500 euros

En 2018 tramitó 62 expedientes para exigir que se adecenten inmuebles y fincas


ribadeo / la voz

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, es uno de los principales exponentes de la aplicación de la Lei do Solo para exigir a propietarios de fincas e inmuebles en mal estado que los reparen. Desde hace unos años es una práctica más habitual, pero a Suárez le corresponde el haber sido uno de los primeros en aplicarla cuando menos en la provincia de Lugo, ya desde hace más de una década. Y, además, haberlo hecho en entusiasmo, con efectos bien visibles en el casco viejo y en zonas rurales.

De ello se jacta en alcalde, que considera ejemplar su política para obligar a restaurar edificios en ruina o en mal estado al sostener que en un porcentaje elevadísimo corresponden a propietarios que residen fuera de Ribadeo y que el Concello ofrece ayudas a través del ARI. La Aduana Vieja, el cuartel viejo o el antiguo hotel Ferrocarrilana son algunos de los inmuebles que se restauraron tras requerirlo el Concello. El año pasado, Suárez siguió con su política. En total, desde el Concello se tramitaron 62 expedientes para exigir la reparación de edificios y casas, bajos y muros, desbrozar fincas y para poner multas, siete en concreto, por una cuantía total de 15.500 euros.

Tres multas firmes

De estas sanciones, tres fueron firmes: al propietario del número 33 de la calle San Roque, por una cuantía de 1.000 euros, por no ejecutar obras de mejora en la fachada y la cubierta; y dos de 1.000 y 3.000 euros, por no mejorar la cubierta del edificio número 2 de la calle Villafranca del Bierzo.

Otra multa pendiente

Otras cuatro multas se iniciaron en el trámite de audiencia. Tres de ellas, de 5.000, 1.500 y 1.000 euros, dieron resultado positivo y los propietarios accedieron a ejecutar lo que se les requería (en dos casos, limpiar fincas) de modo que las sanciones se anularon, y la cuarta, de 3.000 euros, al nuevo titular del número 7 de la calle San Roque, podría anularse por el compromiso de ejecutar la mejora de fachada que le requieren.

En total, el Concello de Ribadeo inició en 2018, 43 expedientes obligando a reparar inmuebles; 5 para el adecentamiento de bajos; dos para la mejora de muros; 12 para desbrozar fincas, y 7 de multas.

Pendientes de la Torre dos Moreno y de un edificio en ruina de la calle Bispo Veres

En aplicación de esta política de obligar a restaurar edificios, el Concello tiene pendientes de resolver dos asuntos escabrosos, de inmuebles en ruina que le pertenecen, total o en parte. Uno es la Torre dos Moreno. El Concello llegó a un acuerdo con Paisajes de Asturias para permutar su parte (un 21 %) a cambio de un edifico en la plaza de Abaixo, que se dedicará al juzgado. Pero falta que Patrimonio dé el aval a la restauración de la casa a permutar. Y está el caso de los edificios en el número 2 de Bispo Veres. El Concello se hizo con la propiedad y los subastó, pero nadie los quiere. Deberá convocar una tercera subasta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ribadeo combate el feísmo con siete multas por 15.500 euros