Una perra amamanta y cuida a una gatita que estaba abandonada en Ribadeo

El veterinario que la trató afirma que es «un milagro de la naturaleza del que podemos aprender los seres humanos»

;
Una perra amamanta y cuida a una gatita que estaba abandonada en Ribadeo El veterinario que la trató afirma que es «un milagro de la naturaleza del que podemos aprender los seres humanos»

RIBADEO / LA VOZ

Se llama Lúa, es una perra y nunca ha estado preñada. Sin embargo, generó leche para dar de comer a una cría, Orión. Lo curioso del caso es que Orión es una gatita que apareció abandonada en Ribadeo. Tanto Fernando Sobredo, el propietario de la perra y acogedor de la gatita, como Juan Luis Amor, veterinario de la Clínica Ánima Mundi de Ribadeo, se muestran sorprendidos, perplejos por esta entrañable demostración de amor animal, que demuestra que el dicho de llevarse como el perro y el gato, en algunas ocasiones, no tiene nada de veraz.

Fernando Sobredo relató así la curiosa historia: «Un día me llama un amigo y me dice que tiene un gato que acaba de encontrar, que estaba abandonado. Estaba lleno de pulgas, lo llevé a casa, lo bañé, le lavé los ojos y se lo dejé a mis gatas para ver si ellas lo aceptaba y le daban de mamar. Pero la rechazaban. Entonces ví a mi perra, Lúa, que estaba contenta con la gatita, la acariciaba, y se la dejé. Y en principio, pareceía como si quisiese mamar, pero Lúa nunca había tenido cachorros y no tenía leche. El primer día le di yo leche a la gata, con una jeringa, pero después se la dejé y cuando me fijé, resulta que Lúa tenía leche. Después, a los pocos días, cuidaba ya a la gata como si fuera una cría suya. Pero observé que Lúa tenía las tetas un poco inflamadas y acudí a Juan Luis (el veterinario) y me dijo que era porque tenía más leche de la que la gatita podía mamar. Me explicó que no era algo normal, pero que era muy bonito y que teníamos que tratar de sacarlo adelente. Lo mejor era separarlas un poco, pero manteniéndolas unidas, observando la evolución.... y así hasta hoy, que ha seguido dándole de mamar, criando y cuidando en ella».

El veterinario que llevó el caso, Juan Luis Amor, manifestó: «El proceso lo viví de una manera sorpresiva, porque lo primero que se planteaba en la consulta era si a la perra le podía perjudicar dar leche. Pero nos dimos cuenta de que era algo más que un proceso patológico, que estaba pasando algo muy especial, que era que un animal había cambiado su metabolismo para hacer aquello que realmente nos hace felices. que es dar. Y no estaba dando ni siquiera a un animal de su especie, sino que le estaba dando leche a un animal con el que tradicionalmente se lleva mal».

«Cuando empezamos a cambiar la mirada nos pareció algo maravilloso, comprendimos que darle leche no era algo patológico. Y tres meses más tarde se ha visto que es un milagro de la naturaleza del que podemos aprender los seres humanos», concluyó Juan Luis Amor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
40 votos
Tags
Comentarios

Una perra amamanta y cuida a una gatita que estaba abandonada en Ribadeo