Gondán tira de la oferta en Ribadeo, donde un piso familiar no se encuentra por menos de 400 euros

En verano, el precio sube hasta los 1.200-1.300 euros en julio, y sobre los 1.600 en agosto


RIBADEO / LA VOZ

La oferta de alquiler en Ribadeo es limitada, porque el Concello no vivió el bum urbanístico en la dimensión que se dio en otros municipios de la comarca. Por ello, el precio medio de la vivienda es también mucho más caro que en Foz, Viveiro o Burela y no se han dado casos de pisos-chollo. Con los alquileres, las características del inmueble son determinantes; la antigüedad, servicios, ubicación y dimensiones de la vivienda. Pero por norma general, salvo alguna oportunidad que pueda surgir, si alguien quiere alquilar un piso familiar, con tres habitaciones, en Ribadeo deberá pagar no menos de 400 euros al mes. Los pisos de dos habitaciones, generalmente nuevos o seminuevos, están sobre los 350 euros.

Estos son precios para alquileres largos, fuera de la temporada estival. Y así se hace constar en la mayoría de anuncios. En verano, como ocurre en el resto de A Mariña, los precios se disparan. En julio se sitúan en torno a los 1.200-1.300 euros el mes, mientras que en agosto suben a 1.500 ó 1.600 euros, pisos nuevos de dos habitaciones o con cierta antigüedad y mayor superficie.

En Ribadeo, la actividad de Astilleros Gondán tiene un efecto directo en los alquileres. La firma de Figueras, al otro lado de la ría, llegó a rondar en los últimos años los 500 trabajadores, que prácticamente agotaron en algunos momentos el stock de alquiler en Ribadeo. En la actualidad, los trabajadores de Gondán siguen acaparando buena parte de los alquileres disponibles, aunque hay pisos vacíos y para los próximos meses, al bajar la actividad del astillero, está previsto que la oferta aumente.

Ayer mismo en Internet se podía encontrar desde un piso en la calle Buenos Aires, de 101 metros cuadrados y tres habitaciones, por 650 euros al mes (550 euros en temporada escolar y precios de veraneo a consultar), hasta pisos de dos habitaciones en la avenida de Galicia y la avenida Rosalía de Castro por 350 euros. En la calle Reinante, una vivienda de 50 metros cuadrados de una habitación baja su precio a 300 euros al mes, y otra también de una habitación en Amando Pérez a 280 euros mensuales. Pero si buscamos un piso familiar, en la calle Clemente Martínez Pasarón, de tres habitaciones, cuesta 500 euros al mes, y en la Avenida Calvo Sotelo, más viejo, 400.

De cara al verano, otro piso en la Avenida de Galicia, con cuatro habitaciones, «ideal para ocho personas», se ofrecía ayer por 1.600 euros al mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Gondán tira de la oferta en Ribadeo, donde un piso familiar no se encuentra por menos de 400 euros