«Hai que facer algo contra o maltrato ás mulleres, aos nenos e a violencia»

Teresa Oliveros Pérez, jubilada de ribadeo


Ribadeo / La Voz

En muchos sentidos, Teresa Oliveros Pérez ha sido una mujer adelantada a su tiempo. Nació hace 74 años en la parroquia de Balboa, en Trabada, en el seno de una familia de seis hermanos «que aínda hoxe seguen moi unidos», destaca. «Non estudamos, pero defendémonos ben todos», apunta, antes de comentar que ya de mayor estudió peluquería y aprendió a bordar y a cocinar. Con 28 años se casó con un guardia civil y tuvo dos hijas. A los 38 sacó el carné de conducir. «Traballei moito na terra cando era pequena», recuerda. Después trabajó en una peluquería y en la casa rural El Huerto. «Traballaba e criaba ás miñas netas. Aínda hoxe sigo sendo moi activa e axúdolle a quen vexo que o necesita no que podo», expone. Reconoce que tuvo la suerte de crecer en una familia en la que «non faltaba de nada» y que le abrió los ojos a la realidad. «Nunca tiven ningún problema. A min sempre me foi ben, ao mellor porque son moi faladora», confiesa riendo. Ayer fue a la concentración de Ribadeo porque no puede soportar el maltrato a las mujeres, a los niños y la violencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Hai que facer algo contra o maltrato ás mulleres, aos nenos e a violencia»