La lista de espera para el mercado de Ribadeo se dispara con 27 ambulantes

El Concello descarta variar la ubicación para ampliar las 94 plazas actuales


RIBADEO / LA VOZ

Hoy es día de mercado semanal en Ribadeo. Un miércoles más, 94 vendedores ambulantes instalarán sus puestos en el entorno de la plaza de Abastos, en el espacio que cada uno de ellos tiene asignado. Muchos otros, casi una treintena, esperarán a que haya una baja. La lista de espera para participar en el mercado ribadense se ha disparado y hoy la forman 27 vendedores, entre los que se encuentran diez puestos de ropa, una tienda de artículos para bebés, una churrería, una de venta de objetos de segunda mano, otra de bolsos y complementos, dos de saldos (textil y calzado, y bisutería), de máquinas de coser, una de muebles, de bisutería, de artesanía-bisutería, tres de calzado, una de libros y una más de venta de zapatos y textil. Los solicitantes proceden de diversos puntos de Galicia y Asturias, desde Siero, Coaña, Vegadeo, El Franco, Tapia y Avilés, a Ferrol, Lugo capital, A Pontenova, Ourense, Foz, Barreiros o A Coruña.

El Concello ingresa unos 50.000 euros anuales por las tasas que cobra a los ambulantes a lo largo del año. Y en esta coyuntura, el alcalde ribadense, Fernando Suárez Barcia, tiene claro que la ubicación del mercado semanal no se cambiará, con independencia de la demanda que haya. «A única alternativa razoable sería levalo para o aparcamento municipal, pero non nos parece axeitado. Outra opción sería levar os postos de téxtil e calzado para o aparcamento e deixar os outros no sitio actual, pero sería dividir o mercado e non o vou a facer. Seguiremos con un mercadiño pequeno, moi demandado e que está moi ben, porque ten o seu atractivo», manifestó Fernando Suárez.

El espacio que ocupan los ambulantes fue ordenado hace años, para ajustar el que tienen asignado y por el que pagan al que realmente ocupan, y evitar excesos que antes eran habituales en Ribadeo. Ahora eso no ocurre. Además, con ello se han creado zonas más amplias para que pasee la gente. También se aumentó ligeramente la zona de montaje en las calles peatonales.

La ordenación no fue fácil y supuso más de un quebradero de cabeza para el actual alcalde. Incluso llegó a haber en el año 2009 una huelga de vendedores ambulantes que se prolongó durante semanas, cuando el gobierno municipal incrementó las tasas y Fernando Suárez decidió controlar y exigir escrupulosamente su cobro bajo la amenaza de perder el derecho a montar en Ribadeo, algo que antes no ocurría. También se publicó una norma obligando a los ambulantes a recoger y limpiar el espacio que ocupan una vez levantan los puestos. Precisamente, hace unos días el concejal de Medio Ambiente publicó un comunicado instando a los ambulantes a cumplir su obligación y advirtiéndoles de sanciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

La lista de espera para el mercado de Ribadeo se dispara con 27 ambulantes