Llegó la hora de que los políticos decidan cómo y quién gestionará el nuevo asilo de Ribadeo

Esta semana se creará una comisión con miembros de todos los partidos que deberán decir si se privatiza


RIBADEO / LA VOZ

La plataforma pro residencia de ancianos en Ribadeo tuvo un papel significativo, probablemente decisivo, para que la nueva residencia sea hoy una realidad. Tras invertirse casi tres millones de euros en la infraestructura y dotarla de equipamiento y mobiliario, hoy en día ya está concluida. Esa plataforma aglutinó a un amplio espectro social, a representantes de asociaciones y partidos políticos, y canalizó un sentir generalizado en Ribadeo que apostaba por construir un nuevo asilo, por y para los ribadenses. Pero ahora se afronta el momento clave, decisivo, decidir el modelo de gestión, directa o indirecta, con el amplio marco de opciones existente, desde la gestión por el Concello hasta una privatización tutelada o la concesión a una orden religiosa. Y en este momento clave son los políticos los que tiene que tomar la palabra. Los que tienen que decidir.

Para ello en el pleno del miércoles se acordará crear una comisión municipal formada por el alcalde, cuatro miembros del grupo municipal del BNG, por dos del PP, uno del PSOE y uno de Ciudadanos. A la vista de la auditoría que se está elaborando ya desde hace tiempo, para analizar la viabilidad económica de las diferentes opciones, esta comisión deberá decidir cómo y quién gestionará el nuevo asilo. La propuesta se remitirá a la Xunta, que será la que finalmente deberá ratificarla, si encaja en el marco legal y es viable económicamente.

Si se privatiza, en el pliego de cláusulas de la concesión será donde habrá que incluir apartados que garanticen la prioridad para los ribadenses. Otro aspecto clave es el precio que tendrán las plazas, porque deberá buscarse que sean asequibles, lo que podría pasar porque el Concello aportase una financiación externa para mantener el asilo. Todas las opciones se barajarán y se podrán sobre la mesa.

¿Cuándo se resolverá? Ayer el alcalde se mostraba prudente. Apuntaba que lo ideal sería que el asilo abriese a lo largo del año que viene, pero no está claro que vaya a ser así.

Después está la cuestión del asilo actual, que bajo la tutela municipal gestiona la congregación de Marta y María. La idea del alcalde, Fernando Suárez, es que esta residencia quede exclusivamente para personas no dependientes. En la actualidad hay 45 ancianos, y el número que quedará con la apertura de la nueva residencia es una incógnita. También la del personal que lo atiende. Es ahora cuando deberán comenzar a valorarse todos estos aspectos.

El caso es que en la actualidad hay nueve personas en lista de espera para entrar en el asilo de Ribadeo que gestiona la congregación de Marta y María. Sus precios son de los más económicos de Galicia y, además, tienen preferencia para entrar las personas con menos recursos, algo que difícilmente se podrá sostener en el nuevo asilo, aunque sería lógicamente lo deseable. Desde Servizos Sociais reconocen que prácticamente a diario reciben llamadas de personas preguntando cuándo abrirá. Nada se sabe y de momento no hay ni lista de espera abierta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Llegó la hora de que los políticos decidan cómo y quién gestionará el nuevo asilo de Ribadeo