Hijos de Vivín: «Imos estar na libraría ata o último minuto, ata que nos boten»

A las 10.00 de hoy se llevará a cabo el desahucio de los empresarios ribadenses


Las diez de la mañana de hoy. Es la hora fijada por el juzgado para proceder al desahucio de Hijos de Vivín en Ribadeo, que deberán abandonar el edificio de las Cuatro Calles en cuyo bajo y primera planta regentan la librería que fundase su padre hace 88 años. Ayer Salvador Rodríguez (quien atiende la librería, ya que su hermano Pablo está al frente de otra en la Avenida Rosalía de Castro, que sí seguirá abierta) avanzaba su intención de respetar escrupulosamente la rutina que sigue cada día, de modo que pretendía abrir a las 8.30 de la mañana y atender a su clientela hasta que se presentase el secretario judicial con un cerrajero. «Estarei como un día máis. Sacarei os expositores de xornais e revistas para fóra e despacharei o que me pidan... coma sempre. E non vou entregar as chaves. Imos estar ata o último minuto, ata que nos boten», manifestaba ayer.

Ante la inminencia del desahucio, en los últimos días retiraron el grueso del material que había en la librería, en previsión de que hoy tengan que abandonarla.

Ayer Salvador siguió trabajando con normalidad. Eso sí, no faltaron guiños al trance que afronta, por ejemplo con los libros y recortes de periódicos expuestos, como un titulado «Haciendo amigos», en el que colocó un marcapáginas de Banesto (hoy Grupo Santander), la entidad que vendió su crédito a un fondo de inversión que, insiste, le prometió un aplazamiento en la ejecución de la hipoteca que finalmente no respetó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Hijos de Vivín: «Imos estar na libraría ata o último minuto, ata que nos boten»