Desahucio para un negocio histórico de Ribadeo, que podría ser comprado por un fondo de inversión

«Sé positivamente que no tengo nada que hacer, que me quedan los días contados en el negocio», dice el propietario


En los próximos días se ejecutará en Ribadeo una orden de desahucio de un local comercial, un negocio histórico y muy popular en la localidad que a día de hoy sigue con su actividad; es uno de los negocios más antiguos de Ribadeo y en los próximos días se verá abocado a cerrar las puertas por orden judicial. Sus propietarios por el momento prefieren permanecer en el anonimato, hasta el día señalado por el Juzgado para el desahucio; el inmueble podría ser comprado, dicen, por un fondo de inversión gallego.

Explican: «En nuestro caso teníamos un crédito con Banesto (Grupo Santander) y en su día se lo venden a una sociedad radicada en Ames-Milladoiro; dicha sociedad fue creada dos meses antes de la compra, con el capital mínimo exigido para crear una sociedad. Desde el primer momento, nos plantearon operaciones dudosas, como una subasta extra-judicial. La sociedad compradora, pertenece según bases de datos públicos, a una persona la cual es propietaria y administrador único. Pero figura como apoderado otra persona, que es la “cabeza visible”, que figura como propietario o apoderado como mínimo en 14 sociedades; estas sociedades tienen diversas ramificaciones con otras sociedades, habiendo una persona que tiene vinculaciones con 469 sociedades. En dichas sociedades figuran nombres conocidos, empresarios, personas de la cultura y ex jugadores de futbol. Sociedades vinculadas a sectores construcción, aparcamientos hostelería, centros de día, espectáculos deportivos, compra-venta de material deportivo, publicaciones de ámbito deportivo, energías renovables, compras- ventas de importación-exportación, entre otros. Durante una serie de años el banco vendió diversas operaciones a este grupo, “ya que siempre tenían dinero”.

«Sé positivamente que no tengo nada que hacer, sé que me quedan los días contados en el negocio. Lo tenemos asumido. Pero espero que esta situación mía, que no se la deseo a nadie, sirva para que la justicia y la hacienda pública, pongan límites a estos desalmados , que solamente miran por sus beneficios sin importarles otra cosa, dejando la gente en la calle, y a gente sin trabajo. ¿Cuántos quedarían sin vivienda y cuántos como nosotros sin negocio?».

«Además -explica- se da la circunstancia que tengo en el Juzgado solicitada la “Nulidad de Póliza” , la misma que nos lleva al desahucio, y según la Justicia de este país, un proceso, no paraliza el otro».

«Me pregunto, si la Justicia me da la razón y da por nula la póliza, ¿qué va a pasar? Lo tengo claro, ellos van a vender la propiedad en el momento en que “tenga el pie fuera”, el dinero de la venta “se esfumará” en ese entramado y cuando reclame a la sociedad -la que ejecutó el crédito, con un capital social mínimo, será insolvente, seguro, y no podré recuperar mi negocio de toda la vida».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

Desahucio para un negocio histórico de Ribadeo, que podría ser comprado por un fondo de inversión