Hallan en Ourol dos santos rusos que llegaron en la Segunda Guerra Mundial

Un soldado de la División Azul del concello mariñano que fue perseguido por los guerrilleros trajo y guardó los iconos

Descendientes de Jesús Penabad con los iconos rusos que han encontrado
Descendientes de Jesús Penabad con los iconos rusos que han encontrado

ourol / la voz

El misterio, la emoción, la casualidad y una de tantas historias ocultas de la Guerra Civil que nunca han salido a la luz se entremezclan en el caso de las imágenes de dos santos rusos, una Virgen y un San Nicolás, que llegaron a Galicia durante la Segunda Guerra Mundial y que acaban de ser halladas en el municipio mariñano de Ourol. Estaban en el viejo baúl del desván de una casa de San Pantaleón de Cabanas donde, casi con toda seguridad, han permanecido guardadas durante los últimos setenta años. Al menos, desde que fueron devueltas al hombre que las trajo de Rusia, Jesús Penabad Blanco, tras haber sido localizadas en julio de 1948 en poder de Antonio Seoane Ramos y José Gómez Gayoso, jefes del Exército Guerilleiro de Galicia que fueron detenidos en la Calle Real de A Coruña y fusilados en noviembre de ese mismo año en el Campo da Rata.

«El nunca falaba destes santos, pero miña tía dixo algunha vez que había dous cadros na casa que trouxera cando viñera de Rusia, onde fora combater coa División Azul», explica Daniel Sierra Parapar, nieto político de Jesús y la persona que, después de buscar y encontrar unas imágenes de las que solo tenía conocimiento «de oídas», pero nunca había visto, acaba de dar forma a un capítulo casi desconocido de su familia.

Libro de familia de Penabad y de su mujer Fe Parapar
Libro de familia de Penabad y de su mujer Fe Parapar

Jesús nació en Cabanas en noviembre de 1919. En 1937, con apenas 18 años, fue movilizado como «soldado útil» por el ejército franquista para luchar en la Guerra Civil, que había comenzado un año antes. «Veu a rapiña e levou a todos os que lles tocaba por idade. Ían forzosos e desta zona morreu moita xente por iso», señala Daniel. A diferencia de otros vecinos e incluso familiares que no regresaron nunca del frente de batalla, Jesús logró sobrevivir a la contienda bélica, pero poco después de volver a su casa de Ourol se marchó de nuevo. Posiblemente empujado por el hambre, puesto que, según su sobrino, nunca manifestó especial interés por la política. Esta vez lo hizo con la División Española de Voluntarios, más conocida como División Azul, que fue enviada al frente ruso para apoyar al ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial meses después de la reunión que Francisco Franco y Adolf Hitler mantuvieron en Hendaya, en la frontera hispano-francesa, y en la que el primero se opuso a que España participase de forma directa en la contienda.

Un carné de la Wehrmacht

Entre la documentación que conserva Daniel figura un carné en el que la Wehrmacht, las fuerzas armadas de la Alemania nazi, autorizan a su tío a conducir «vehículos automóviles militares». Además, uno de los documentos que ha dado pie al hallazgo de las valiosas imágenes, que está incluido en la Causa Militar de Gayoso e Seoane archivada en la Comandancia Militar de Ferrol y que ha sido analizada por el investigador lucense de la memoria histórica Carlos Portomeñe, refleja que el ourolense estuvo en la División Azul en dos etapas: entre julio del 41 y octubre del 42, y diciembre del 42 y diciembre del 43. Fue a su vuelta cuando Penabad se convirtió en objetivo de la guerrilla antifranquista que en aquellos años tenía partidas activas en zonas como Viveiro o Muras. «A guerrilla -señala el investigador- sinalaba elementos do franquismo que consideraba que eran máis adeptos ao réxime, e parece que sinalaron a Penabad como inimigo por ser falanxista e ‘ter roubado’, segundo dicían, dúas iconas do Museo de Rostov, unha Virxe Negra e un patrón da URSS. A batalla de Rostov, de onde se supón que proceden as imaxes, produciuse nas datas nas que Penabad estivo na División Azul».

Carné de la Wehrmacht que autorizaba a Penabad a conducir vehículos militares
Carné de la Wehrmacht que autorizaba a Penabad a conducir vehículos militares

Además de con los iconos, Penabad volvió a Ourol con una bala alojada junto a la columna que no pudo ser operada para que su vida no peligrara. «Jesús ás veces falaba de Muñoz Grandes [el militar que estuvo al mando de la División Azul] ou de Serrano Suñer [cuñado de Franco e impulsor de la división], e contaba algunha aventura. Pero o que vai á guerra conta o que lle parece, porque alí vas para matar ou para que te maten, non para dar abrazos e dicir: ‘Que felices somos!’», comenta Daniel, que sí recuerda a su tío hablando del frío, del hambre y de penurias que había sufrido en Rusia, como la de instalar campamentos sobre el hielo.

«Tamén ten contado como quedaban enfangados os carros de combate, do trapicheo de gasolina e mesmo de roupa..., pero tamén de que os rusos non lles querían mal aos españois, pero ían combatelos por colaborar coa outra parte [con el ejército nazi]», señala, y explica que de esos tiempos Jesús soltaba alguna palabra rusa que había aprendido, sobre todo «spasiva», que significa «gracias».

Los maquis «visitaron» a casa de Penabad para recuperar al «patrón de la URSS»

;
«Mandounos tirar con todo, que naide soubera do conto» Descendientes de Jesús Penabad dicen que la familia desconocía la existencia de los iconos, aunque en sus últimos años él quería que los tiraran

 ¿Robados o regalados? El origen de los dos iconos rusos que trajo consigo Jesús Penabad a su vuelta de Rusia a principios de los años cuarenta es un misterio porque las dos versiones de las que tiene constancia documental el investigador Carlos Portomeñe se contradicen entre sí. Ambas figuran dentro de la causa militar contra Seoane y Gayoso archivada en la Comandancia Militar de Ferrol. Por un lado, en una declaración jurada registrada en el Juzgado de Ourol en agosto de 1948, José Penabad afirmó que los trajo «del extranjero, como recuerdo que le había hecho una señora católica» y conservó en su domicilio hasta que el 14 de mayo de ese año, «le fueron sustraídos por bandoleros con pistola en mano mientras se encontraba trabajando una finca distante de su casa, y aprovechando que se encontraba en esta su esposa, Fe Parapar Lamelas». La mujer, que también prestó declaración, manifestó que el citado día de mayo, «a eso de las diez u once de la noche» se presentaron «tres bandoleros desconocidos» armados preguntándole por su esposo y el paradero de los iconos, y como él no estaba la obligaron «por la fuerza» a entregárselos.

Un documento interceptado a la guerrilla antifranquista caída en A Coruña en el 48 confirma la «visita» de los maquis a la casa de Penabad para recuperar «una Virgen Negra y al patrón de la URSS». «As partidas que actuaban por Viveiro, Muras... eran do exército guerrilleiro, non eran bandoleiros, e soa raro que unha muller católica llos regalase en Rostov, onde o exército alemán cometeu unha gran rapiña», reflexiona Portomeñe.

Los iconos representan una virgen y un San Nicolás, al que los guerrilleros denominaron «patrón de la URSS»
Los iconos representan una virgen y un San Nicolás, al que los guerrilleros denominaron «patrón de la URSS»

Emigración a Venezuela

Sea como fuere, cinco años después de recuperar los santos, Jesús emigró a Venezuela en 1953 empujado, como tantos otros, «porque aquí non tiñan nada, seus pais non morreran e herdanza non tiña», señala su sobrino Daniel. En el país americano ganó lo suficiente para construir la casa donde ahora han aparecido los santos, y regresó en los setenta a su lugar natal de Cabana, donde residió con su mujer viviendo de dos vacas y de la agricultura hasta que fallecieron. ¿Nunca pensó Jesús en vender los cuadros si tenían tanto valor? «Coñecendo como coñecía a meu tío, e sabendo que os maquis o viñeran buscar xa unha vez por iso, imaxino que os gardou todo o mellor que puido e nunca volveu falar deles», concluye Daniel. Misterios que quedarán para la historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Hallan en Ourol dos santos rusos que llegaron en la Segunda Guerra Mundial