84 años, inválido y solo, se enfrenta a un juicio de desahucio en Mondoñedo

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso MONDOÑEDO / LA VOZ

MONDOÑEDO

Pepa Losada

La Sareb dijo que buscaría una solución, pero sigue adelante con la demanda

02 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

A sus 84 años, José Manuel Ratoeira Balseiro, anciano residente en Mondoñedo, pasará hoy un trago amargo que nunca se pudo imaginar: la pesadilla de asistir a la vista en la que la Sareb (el conocido popularmente como banco malo, tras hacerse con los activos tóxicos de las entidades bancarias procedentes de la crisis de la construcción) pretende desahuciarlo. La vista comenzará en el juzgado mindoniense a las 10.00 horas y allí estará Ratoeira, para reivindicar que es víctima de un error. Y de la mala fe, sostiene su abogado, Luis Rego.

Ratoeira acudirá como vive, asistido por una tercera persona, y en silla de ruedas. Su situación personal se agravó dramáticamente hace algo más de seis años, cuando sufrió un ictus que lo dejó inválido. Desde entonces su vida discurre en su piso, el mismo del que en principio le quieren echar, con su actividad reducida al mínimo. El informe que realizó su médico para el juicio es esclarecedor: vive de la cama a la silla o a una silla de ruedas. Además, José Manuel Ratoeira no tiene ni esposa ni hijos, ni, asegura, sitio a dónde ir. Hace meses, cuando salió a la luz la demanda de la Sareb, hacía gala de una estremecedora clarividencia: «Non sei se me van botar ou non. Estou aquí, na cama, e non sei nada. Pero... como me van botar? Como non sexa para o cemiterio non teño outro sitio onde ir. Teño a outra casa no cemiterio... o nicho»

Al trascender la noticia, la Sareb reaccionó anunciando el pasado mes de enero que el expediente sería revisado y proclamando que su política cuando hay implicados en situación de vulnerabilidad, con ancianos o niños, «es buscar siempre una solución». El juicio por desahucio se había fijado para el 26 de enero, pero se paralizó.