La Alianza, 128 años de historia que se renueva: Internet y reparto a domicilio

La crisis lleva al maestro pastelero Guillermo Redondas a explorar nuevas vías comerciales


RIBADEO / LA VOZ

Decir Confitería La Alianza es hablar de la tarta de Mondoñedo, también de la rosca de Ribadeo, de cañas de hojaldre, petisús, palmeras, brazos de gitano, Saint Honoré, bollos, roscas… de tantos momentos endulzados en sus casi 130 años de historia. Es uno de los negocios más longevos de A Mariña que, como tantos, está teniendo que adaptarse a las condiciones provocadas por la crisis y la alerta sanitaria. El maestro pastelero artesano Guillermo Redondas, que está al frente del negocio, está explorando nuevas vías comerciales, como el reparto gratuito a domicilio, mientras ultima una página web.

El origen de la Confitería La Alianza se remonta a 1892, entonces llamada La Dulce Alianza, cuando abrió sus puertas en el número 2 de la Plazuela Carruajes de Mondoñedo (hoy Praza do Concello). En 1907, Ricardo López, primer propietario, trasladó la sede a la actual dirección en Mondoñedo, en el número 22 de la calle Progreso. Hacia 1950, Jesús Redondas Rey, abuelo de Guillermo Redondas, adquirió la confitería y le puso el nombre actual. Su obra la siguió su hijo, Pablo Redondas Losada, y juntos comenzaron a difundir la Tarta de Mondoñedo (con la confitería Pura serían quienes le darían fama). En 1973, Guillermo Redondas se incorporó al obrador en calidad de pinche y en el año 2000 se situó al frente de negocio. Un nuevo episodio llegaría en junio de 2014, cuando abriría la confitería en la calle San Roque (en el antiguo local de Eijo) de Ribadeo. En este obrador surgiría la Rosca de Ribadeo. Ahora da un nuevo paso adelante, abriendo nuevas vías de comercialización para contrarrestar la crisis.

Un primer paso fue entrar en la plataforma de venta en Internet del Concello de Mondoñedo, que tras unos inicios esperanzadores de ventas (con las tartas de La Alianza como producto más vendido), con el paso de los días su efecto se ha ido diluyendo. «Agora estamos facendo una páxina web propia, porque a tarta de Mondoñedo e moitos dos doces que facemos teñen boa saída polas súas características, pola súa excepcional capacidade de conservación e frescura polo azucre», explica Guillermo Redondas.

Con el cierre de los negocios, La Alianza aplicó un ERTE, pero desde hace unos días Guillermo Redondas está de nuevo trabajando. Atiende encargos y sirve a domicilio de un día para otro, gratuitamente, en Ribadeo, Mondoñedo y los concellos limítrofes. Pero el recorte en la producción ha sido drástico, al pararse contratos de suministro que tiene, por ejemplo, con Cesáreo Eijo, La Sucursal de Lugo y varios establecimientos de A Coruña: «Está todo parado. A situación está moi complicada, e penso que vai seguir así varios meses, porque a xente ten medo a contaxiarse e vai ser reticente a entrar nos locais. Ademais, no caso de Ribadeo a rúa San Roque, que se falaba de converter nun bulevar, coa reforma que se fixo perdeu. De feito pecharon dous locais, e non se vai recuperar mentres non se peatonalice».

Los arrendadores le eximen de pagar 3 meses de alquiler

Guillermo Redondas tiene palabras de agradecimiento para los propietarios del local de la confitería que tiene arrendada en la calle San Roque de Ribadeo: «Juancha e os fillo xa ó principio da crise me perdoaron dous meses de aluguer. E cando rematou abril, dixéronme que non había problema, que me perdoaban outro mes máis. É moito de agradecer, porque nesta situación faise moi complicado aguantar con todos os gastos que tes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Alianza, 128 años de historia que se renueva: Internet y reparto a domicilio