Solo un concello se adhiere a las áreas Rexurbe de la nueva ley de rehabilitación

Tras ocho meses de norma, no se iniciaron trámites para aplicar el canon sobre edificios en ruina, que entraba en vigor este mes


En el mes de mayo entraba en vigor la Lei de Rehabilitación e Rexeneración Urbana, llamada a potenciar la recuperación de edificaciones y entornos urbanos, especialmente en 26 cascos históricos gallegos declarados bien de interés cultural. Esa norma creaba, como principal instrumento organizador de las medidas de rehabilitación, las áreas de regeneración urbana de interés autonómico (denominadas de forma abreviada como áreas Rexurbe). Ocho meses después, solo un concello, el de Mondoñedo, ha iniciado los trámites para conseguir esa declaración. Y uno más, el de A Coruña, mostró a la Xunta su interés y lo está estudiando.

Desde el departamento de Medio Ambiente y Vivenda de la Xunta explican que es una ley muy compleja para ver sus resultados en el corto plazo que representan estos siete meses que lleva en vigor. Las ayudas para intervenir en las áreas Rexurbe, dice la consellería, están pensadas para dar respuesta a ámbitos urbanos especialmente degradados que necesitan una rápida intervención, tanto a nivel de edificación como social y económica. La intención es que más cascos históricos gallegos se sumen a esta medida en los próximos meses, aunque por el momento solo Mondoñedo está en vías de hacerlo.

Una de las medidas que incluía la ley es la aplicación de un canon para inmuebles en estado de abandono cuyos propietarios hayan incumplido las órdenes de rehabilitarlos, una iniciativa que estaba previsto que entrase en vigor este mes de enero. Sin embargo, esta posibilidad afecta a las áreas Rexurbe, y como hasta el momento no hay ninguna operativa, tampoco el canon ha comenzado a aplicarse. El gravamen sería del 0,6 % sobre el valor catastral en edificios con declaración de ruina y del 0,4 % para los que estén abandonados. Esa cuota sube un 10 % cada año que se mantenga la situación, aunque la norma determina que no podrá superar dos veces el importe inicial. Además, estarán exentas de pagar ese canon las personas sin recursos.

La ley reconoce también la prerrogativa de la Xunta de expropiar o declarar la venta forzosa de inmuebles en mal estado, una medida que se llevará a cabo en colaboración con los concellos, que son los que deben declarar los incumplimientos por parte de los propietarios de edificaciones deterioradas.

Los cascos históricos que se conviertan en áreas Rexurbe se beneficiarán de instrumentos de financiación no solo para la rehabilitación de edificios, sino también para el diseño y la puesta en marcha de un plan de dinamización que incluirá medidas sociales, urbanísticas y ambientales y una oficina que gestionará las ayudas económicas.

Mondoñedo propone recuperar 92 inmuebles y una línea de ayudas a bajos comerciales

La alcaldesa de Mondoñedo, Elena Candia (PP), espera tener en sus manos en las próximas semanas la declaración de área Rexurbe para su casco. Eso le permitirá comenzar a aplicar la batería de medidas que incluye el proyecto que han presentado al Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS). «Fuimos área de rehabilitación integral y ya hicimos cosas, pero ahora intentamos ir más allá», explica Candia. Partiendo de una situación de degradación arquitectónica, de pérdida y envejecimiento de la población y de desaceleración económica, el Concello de Mondoñedo ha diseñado un proyecto pensado no solo para recuperar edificaciones, sino también para tratar de reavivar la actividad económica de la localidad.

Dentro de las calles que pretende incluir en el área Rexurbe se han identificado 92 inmuebles en mal estado y susceptibles, por tanto, de recuperación. Desde el Concello consideran prioritario intervenir en los edificios que se encuentran en peor estado, algunos de los cuales están incluso perjudicando a otros que están al lado y que están recuperados. Por eso estas actuaciones se llevan la partida económica más amplia, 3. 750.000 euros. Además, la intención es abrir una línea de ayudas a particulares para que puedan llevar a cabo las obras necesarias. El porcentaje de subvención podría llegar al 40 % del presupuesto y a un límite de 200.000 euros por edificación. A esta vía de actuación se destinaría millón y medio de euros, aunque las cifras económicas todavía son provisionales.

También se pretende intervenir en la humanización de espacios y en la mejora de los equipamientos. Para el primer tipo de medidas se prevé una inversión de algo más de un millón de euros. En el segundo se ha incluido la recuperación de una capilla.

En el ámbito económico, se propone abrir una línea de ayudas a bajos comerciales para que estos puedan mejorarse y albergar actividades, fundamentalmente tiendas de regalos o servicios. También se plantea dar subvenciones a propietarios a cambio de acuerdos con el concello para alquilar sus locales. Para esta medida se estima un presupuesto de 375.000 euros. Las ayudas tendrían un tope máximo, según la propuesta municipal, de 8.000 euros por local comercial.

Para la alcaldesa es una sorpresa que Mondoñedo sea el único concello que ha pedido su inclusión en las áreas Rexurbe y cree que no tardarán en sumarse más cascos históricos.

Elena Ampudia, decana del COAG: «Hay que encontrar herramientas para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los cascos»

María Santalla

Ampudia indica que para recuperarlos, hay que «aplicar bien» la ley de rehabilitación

Elena Ampudia, decana de los arquitectos gallegos, ve en la ley de rehabilitación un buen instrumento para la recuperación de los cascos históricos. Eso sí, para conseguirlo, la receta es «aplicarla bien».

—¿El futuro del urbanismo pasa por la rehabilitación?

—Necesitamos rehabilitar porque muchos cascos históricos no están en las condiciones adecuadas, tienen carencias. Hay muchas viviendas abandonadas y necesitamos rehabilitar el patrimonio que tenemos, porque tampoco podemos seguir construyendo indefinidamente sin un planeamiento adecuado cuando tenemos zonas que todavía no están recuperadas del todo. Nosotros apostamos por la rehabilitación, lo que no quita que no se desarrollen nuevas áreas, pero según las necesidades y bajo un planeamiento sostenible. Suena a moda, pero no es una cuestión de moda, es una cuestión de necesidad, porque se nos está acabando lo que tenemos, el planeta se nos muere.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Solo un concello se adhiere a las áreas Rexurbe de la nueva ley de rehabilitación