800 años de la catedral de Mondoñedo, «unha xoia que temos que conservar»

El aniversario, plato fuerte ayer en As San Lucas en un día condicionado por la lluvia

;
Mondoñedo celebra el 800 aniversario de su catedral

mondoñedo / la voz

A Mariña vivió este sábado una jornada que pasará a la historia, la celebración de los 800 años de la catedral de Mondoñedo, un acontecimiento que superó el ámbito religioso, con la catedral arrodillada como símbolo y elemento que ha vertebrado parte de la identidad de A Mariña, como referente cultural, social y, por supuesto, histórico. De ahí la explicación a la nutrida representación de autoridades eclesiales del norte de España, civiles y militares que se dieron cita en Mondoñedo para asistir a unos actos que se iniciaron con el acto institucional en la Casa de los Canónigos y la inauguración de la exposición conmemorativa itinerante (podrá verse en A Mariña al menos en Ribadeo, San Martiño-Foz y Viveiro).

La gran protagonista era la catedral, monumento nacional desde 1902, basílica desde 1962 y declarada Patrimonio de la Humanidad desde 2015. En el acto institucional, Luis Ángel de las Heras la valorizó como «símbolo precioso do pobo de Deus que peregrina en Mondoñedo-Ferrol. Con gratitude por este pasado, o reto do presente é un esperanzador futuro que construír».

Ante el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, agradeció la colaboración de la Xunta por la que se reparó la cubierta de la seo y recordó el ambicioso proyecto de ampliar el museo diocesano y catedralicio, para lo que se confía en obtener financiación del 1,5 % cultural del Ministerio de Fomento: «Estes proxectos e esforzos, como ocorre en toda Galicia, demostran o reto de conservar o riquísimo patrimonio artístico que, só entre todos, administracións públicas, particulares e dióceses, podemos afrontar».

En ello incidió en su intervención la alcaldesa de Mondoñedo, Elena Candia, quien calificó la catedral como «unha xoia que todos temos a obriga de conservar e promocionar dende o máis profundo respecto ao seu valor cultural, turístico e espiritual».

Tras el acto institucional, se celebró una misa. En la homilía el obispo puso a la catedral como ejemplo del camino que debe seguir la Iglesia y aludió a la actualidad: «Queremos disipar las sombras que nos acechan en este momento: despidos y cierres, despoblación y envejecimiento, crispación y discordia, prejuicios y exclusión, falta de fe, esperanza y caridad».

Entres los asistentes a los actos de ayer se contó a los arzobispos de Santiago y Braga, los obispos de Santander, Ourense y Lugo, y el auxiliar de Santiago; el conselleiro de Cutura; el presidente del TSXG; los alcaldes de Foz y A Pastoriza; el coronel del Tercio Norte en Ferrol, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Lugo, etcétera.

La lluvia protagonista

La jornada prosiguió en Mondoñedo celebrando As San Lucas. La lluvia, constante prácticamente todo el día, mermó considerablemente la asistencia de gente, pero en todo caso hubo mucha, que disfrutó como pudo del grueso del programa, en algunos casos con cambios de ubicación, con los concursos de ganado (José Luís Fornea revalidó triunfo con Tatiño en el de andadura gallega serrada) y el festival intercéltico como platos fuertes y esperándose para la medianoche la actuación estelar de Gwendal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

800 años de la catedral de Mondoñedo, «unha xoia que temos que conservar»