Los números más buscados: la fecha del estado de alarma o muertes por covid

También el del nacimiento de Pedro Sánchez o el 13.666, «o do demo»


viveiro / la voz

Se dice que «los caminos del Señor son inescrutables» y podíamos añadir que los de la lotería de Navidad, también. Al final, es una cuestión de fe la que lleva a creer que el décimo que tenemos en nuestras manos «va a tocar». O, al menos, nos aferramos a esa idea para no tener que recitar el mantra de cada 22 de diciembre «lo importante es la salud», y eso que este año tiene más relevancia que nunca esa frase. Las razones que nos llevan a elegir este o aquel número en concreto y no dejar la elección del décimo en manos del azar darían para un capítulo de «Cuarto milenio» o una saga de «Stranger Things».

Lotero a lotero, recopilamos algunas de las peticiones más extraordinarias de este año. «O normal é pedir datas de vodas e nacementos, pero un veume un pedir a de Pedro Sánchez, ‘para vacilar’ a uns colegas», cuenta Ramón Moreda (Foz). De la vida... a la muerte. «Una gallega -relata Pilar Roca desde Burela- nos llamó pidiendo el número del nicho de un familiar en Barcelona que murió por covid». Asociados a defunciones hay más. «De pais sobre todo, como tamén este ano morreu moita xente maior», agrega Henri Geada (O Valadouro). «Unha rapaza pideume un, que era do día que lle mollera seu pai. Sei que nalgunhas culturas se pensa que unha desgraza é compensada cunha alegría. Pero non souben que contestarlle», comenta Jesús Lombardía (Mondoñedo). «Chamaron moito polo 13.666, como hai xente á que lle gusta o 13 chamado ‘número da mala sorte’ e o 666 que se di que é ‘o do demo’», apunta Toni Vázquez desde Lourenzá. O podría ser el del Resu, también.

Suben las ventas de «última hora» aunque la campaña está marcada por un descenso global

Acercándonos cada vez más al Sorteo Extraordinario de Navidad, el martes 22, y a falta de saber a ciencia cierta la cuantía de las devoluciones, el balance general tiende a la baja en el consumo habitual de lotería. Recordamos que la excepcionalidad del covid restó ventas que venían de rifas de comisiones de fiestas, excursiones escolares, asociaciones, peñas, hostelería, turismo... Muchos factores en contra, aunque otros ganaron puntos: pedidos a distancia y vía online. También se mantuvo cierta animación de clientes a pie de ventanilla, que a «última hora» siempre aumenta y da un empuje final. «Eu estou vendendo a moi bo ritmo», decía Henri Geada, de la Administración de Ferreira y «contento co balance do ano».

«Houbo xente que tivo dificultades para vender participacións este ano», confiesa Jesús Lombardía, lotero de Mondoñedo. «Pode que haxa unha diminución do 30 ou 40% mínimo. Eu creo que o balance é bastante peor que o da crise do 2008 e 2009», añade, subrayando en su caso la gran merma que supuso que no hubiese As San Lucas en su versión clásica. «Estas últimas semanas foron mellor do esperado», corrobora Toni Vázquez de Lourenzá.

Por su parte, Ramón Moreda de la Nº 1 de Foz apunta: «En ventanilla mellorou pero está habendo devolucións e outros anos non foron tantas». Desde Covas (Viveiro), Rocío Piñón dice: «En ventanilla bastante ben e nos bares notouse ao reabrir». Estos últimos son «días de locura», señala Leticia Fernández, lotera de Ribadeo, que esta temporada echó de menos «la alegría asturiana», al cerrar la comunidad vecina. Esa medida por el covid también se notó en Burela. «Cuando se abrió, hubo muchísima venta», dice Pilar Roca, aunque «este año bajó bastante».

Fijación este año por el 20.120, que juegan en Lourenzá y Mondoñedo, y está «agotadísimo»

Siempre se comenta que las terminaciones que más «gustan» son las de números impares como el 3, 5 ó 7. Ampliando a dos cifras el 13, 15 ó 19, añade Henri Geada. Y el 69, que también tiene su poder de atracción. A mayores hay la creencia popular, de origen desconocido, de que «vai tocar a do ano no que estás en xogo», apunta Ramón Moreda de Foz. «Este ano, o 20 é o que se leva a palma, quéreo moita xente», confirma Toni Vázquez de Lourenzá. De hecho, tanto el lotero laurentino como el mindoniense Jesús Lombardía coinciden en que el 20.120 que se juega en ambas administraciones ha sido más éxito que nunca. «Este ano se non me chamaron 4 ou 5 veces diarias, dende hai tres meses... e a nivel de España», apunta el último. Está «agotadísimo».

El hecho de que en la administración de Ferreira el día 16 tocase la Bonoloto hizo que se fijasen en esa terminación también: «Un, ata soñou co 16», señala Henri Geada de O Valadouro.

También se preguntó mucho por el «número de la pandemia»: 14.320 (el 14 de marzo se decretó el estado de alarma). «¡Pena de non ter ese número!», exclama Rocío Piñón de Covas (Viveiro).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los números más buscados: la fecha del estado de alarma o muertes por covid