Dos meses de cierre y 6.000 euros de multa para la autoescuela de Lugo en la que los profesores usaban pedales en el examen

María Guntín
M. Guntín LUGO / LA VOZ

FOZ

Imagen de archivo de un examen de conducir
Imagen de archivo de un examen de conducir ANGEL MANSO

La autoescuela focense Nova no recurrió la sanción de la DGT y lleva ya un mes sin actividad

17 nov 2022 . Actualizado a las 12:58 h.

La autoescuela Nova, en Foz, estará cerrada hasta el 17 de diciembre y ha hecho frente a una sanción de 6.000 euros. Son las dos medidas decretadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) para el establecimiento, cuyo fraude en los exámenes de conducir se hizo público hace un mes.

Uno de los vehículos tenía un dispositivo para favorecer a los alumnos durante la prueba práctica del carné, ya que con un interruptor que estaba bajo un asiento delantero, se anulaba la señal que advierte a los examinadores de que el profesor está usando los pedales que tiene bajo el asiento del copiloto.

Un examinador dio la voz de alarma y la DGT inició una investigación

La DGT inició una investigación al conocerse los hechos, y fue un examinador el que sospechó de un coche en particular y dio la voz de alarma.

Este es el primer caso conocido de una autoescuela sobre la que se ciñe una sanción firme por intentar falsear exámenes de conducir, según fuentes internas de Tráfico.

El negocio lucense ha tenido que suspender su actividad desde hace casi un mes, tal y como contempla el reglamento de las escuelas de conductores cuando las faltas que se cometen son muy graves, como es el caso. La autoescuela Nova de Foz no recurrio la sanción, por lo que ya es firme.

«Non ten ningún sentido intentar un fraude nas autoescolas»

La Voz

Con sorpresa, estupor e indignación. Así han reaccionado los responsables de autoescuelas de A Mariña tras conocer el fraude que se investiga si cometió una de ellas, al trucar el «chivato» que avisa a los examinadores de que el copiloto -el profesor de autoescuela- está accionando los pedales del sistema de doble mando para corregir al alumno. «Non se entende o que se pretendía, porque o beneficio que podía obter é insignificante en comparación co risco, co desprestixio. Eu nunca cheguei a sospeitar que se puidera facer algo así, porque non ten sentido. Eu, polo menos, non llo vexo. O importante é dar unha boa ensinanza, máis que aprobar ou non os exames. Ensinar ben a conducir é o que co tempo se valora realmente», manifestaba el responsable de una de las autoescuelas más veteranas de A Mariña.

Seguir leyendo