Adiós al chiringuito de 1978 para que O Muelle Bar vuelva por Navidad a Foz

El pasado domingo el negocio del puerto cerró para derribar la instalación original y acometer una importante reforma


foz/la voz

Cualquier negocio tiene su historia humana detrás, pero también física. Aunque algunos conservan la imagen original tal cual, como si su reloj se hubiese parado, otros apuestan por una renovación. Y en los tiempos que corren, más. Es lo que le va a ocurrir a un chiringuito de 1978 que se inauguraba en su día como Bar Siso, por su fundador entonces, el rulero focense Narciso Rodríguez, y que es hoy O Muelle Bar, con Javier Méndez Chinchón al frente desde el 12 de diciembre de 2013. Precisamente en las próximas Navidades tiene puesta la vista el actual dueño, que lleva adelante el veterano punto hostelero con apoyo de su madre Reme García, en lo que a la reapertura se refiere después de que sea derribaba la construcción de los 70 y se levante allí el nuevo local. «Xa cerramos o pasado domingo e estamos recollendo porque imos facer unha reforma. Básicamente, vamos meter a pala, tirar todo e facelo de novo», anuncia.

«Xa era un proxecto que tiñamos de hai anos. Por motivos de papeleo, administrativos, non foi na fecha prevista; ía ser antes do verán, pero veu o coronavirus polo medio», explica Méndez sobre el retraso en el plan inicial de la obra. «Agora parece que, por fin, vai para diante», confía. «Ao novo queremos darlle unha imaxe de bar de porto e detalles de Foz, unha imaxe mariñeira e focense, conservando a esencia pero moderno», explica. «A palabra chiringuito sempre me gustou; parece que pasamos a infancia coa canción de Georgie Dann, pero no fondo é un caseto de praia. Polo inverno aquí había goteiras e entraba moito o aire. É por melloralo, non é un capricho, imos intentar adecualo aos tempos que corren», prosigue Méndez, enfatizando que la principal razón de la reforma es buscar la comodidad de la clientela, sobre todo durante la estación fría.

Reconoce que «dá pena desmontar todo, por nós e polo anterior propietario, Siso», a quien le rindieron homenaje allí el pasado fin de semana: «El e a súa señora abriron o bar para dar servizo ao porto e aos asteleiros. Foi dos primeiros en abrir nesta zona. Daquela o porto e a lonxa de Foz tiña moita actividade en venta de peixe e concentración de barcos. El, cando acababa de rular, viña para traballar no bar». En la nueva etapa conservará útiles pesqueros, fotos antiguas de barcos y de gentes de mar de Foz: «No baño dos homes tiña a do famoso Xico e na das mulleres a súa nai, a Xica». «Foz é un pobo que tén moita historia do mar», dice Méndez recordando también su propio pasado familiar marinero.

«Éxito rotundo» este verano de bocadillos de calamares y pulpo

De la oferta gastronómica de O Muelle Bar, Javier Chinchón apunta que «este verán foi un éxito rotundo o bocadillo de calamares e o de pulpo». La temporada estival, marcada por el covid, fue mejor de lo que esperaban: «Foi bastante estresante (...) pero a nivel de traballo moi bo. Estamos moi contentos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Foz
Comentarios

Adiós al chiringuito de 1978 para que O Muelle Bar vuelva por Navidad a Foz