CCA Foz programa otro Comercio na Rúa, que se celebrará entre el 19 al 22 en Foz

Comercios hacen balance de su trayectoria y en especial de este verano atípico


foz / la voz

Hubo un primero, otro segundo y ahora un tercero. Este verano es, claramente, el de Comercio na Rúa, una iniciativa de CCA/Acia Foz que trata de dinamizar las compras en una de las temporadas más difíciles que se recuerdan en el sector, pero que contribuye a animar las compras no solo por parte de los que viven en Foz todo el año, sino de los que tienen en el municipio su segunda residencia y sobre todo en estos meses de julio y agosto las de los visitantes. La tercera convocatoria de esta época estival tendrá lugar entre los días 19 y 22, próxima semana de miércoles a sábado. Su modus operandi: los negocios sacan artículos con grandes descuentos a la calle.

En las siguientes líneas, comercios asociados se presentan, hacen balance de su trayectoria y en especial evalúan cómo está siendo el verano para la actividad de sus negocios.

Carnicería Maricarmen: «Temos crianza propia e tamén traemos materia prima dos Oscos e da Fonsagrada»

Suma unos 35 años la trayectoria comercial en Foz de Carnicería Maricarmen, por la que pasa todos los días excelente materia prima de ternera, cerdo, cabrito, cordero, etc. «Temos crianza propia pero tamén traemos das zonas de Os Oscos e de A Fonsagrada», apunta Rodrigo Pérez, gerente, quien afirma que la clave de su larga apertura es «traballar con clientela boa, de carteira, moi fixa, coa mesma guía de carnes e de prezos». «Agora mesmo o traballo está regular -señala sobre la situación actual- porque fallou a hostalería e o verán». Aún así, en agosto mejoró la situación, «ainda que non é para tirar cohetes». «Non hai tanto consumo nin gasto», reconoce. «É o que hai e o que nos toca vivir», asume Pérez. También recuerda que la falta de celebraciones de carácter festivo, por ejemplo en los domicilios particulares con numerosos comensales de la familia y de amigos, se ha notado en el volumen de ventas de este año, pues muchas fiestas y romerías han sido finalmente canceladas. Eran puntos de encuentro donde una abundante comida era un punto esencial del espíritu festivo.

Restaurante As Brasas: «Tivemos altos e baixos pero sempre foi referencia e estamos agradecidos á xente»

En 1987 nacía la cafetería y restaurante As Brasas, con un predecesor en el sector de la restauración como era O Pote, recuerda Indalecio Fernández, quien lo abrió con Antonia Carreiras, que está al frente. Apostó por impulsar el nuevo negocio en la calle Isla Nova porque él veía «outro porvir e foinos ben aquí», dice mientras de fondo se escucha el sonido de una gaviota. «Máis ben o que traballamos son carnes á brasa e peixe, ainda que normalmente temos de todo», señala. A la hora de hacer un balance de la temporada, su valoración no varía un ápice de otras del sector: «O mes pasado foi moi frouxo, prácticamente nada. Este mes de agosto, bueno... estamos a un 70% máis ou menos. Non nos podemos queixar. Calculo que está bastante ben. Animouse bastante». Su balance de la trayectoria desde el 87 sería así: «Tivemos altos e baixos, pero As Brasas sempre foi unha referencia. Estamos agradecidos á xente de aquí e á de Madrid, de Asturias... Sempre tivemos moita aceptación». Otro detalle clave: «Temos algún camareiro que leva 20 anos. Aquí somos como familia, prácticamente».

Librería A Rapadoira: «Temos un aliciente, que é o selado de Lotería Nacional, Primitiva e Bonoloto»

Amelia Fernández Basanta regenta la librería A Rapadoira, abierta en Foz, en la calle Trapero Pardo, desde el año 2014. «Temos un aliciente -señala- que é o selado de Lotería Nacional, Primitiva e Bonoloto e iso sempre nos da un pouco máis de cobertura». Aunque su actividad también se centra en la venta de diverso material y papelería, pero ya no tanto, como ocurría hace años, en la de libros escolares desde que la implantación de dispositivos electrónicos en los colegios ha ido gando más y más terreno. Ahora, estamos inmersos en la campaña estival, que en A Mariña comenzó entre junio y julio con un adverso confinamiento comarcal. Una vez superada aquella negativa experiencia, parece que «a principios de agosto volveuse a recuperar e agora mesmo, bastante ben, ainda que non é o mesmo do ano pasado», señala Amelia Fernández. «Isto máis ben é por semanas. A pasada foi boa e esta, bastante boa. Pero pasa o día 15 de agosto e en condicións normais nótase un baixón. En xeneral estamos vivindo unha situación difícil, o pequeno comercio. De momento, vas cubrindo gastos».

Chuvia Moda: «Busco que a xente vaia cómoda e prendas que se podan combinar perfectamente»

Chuvia Moda está en una de las calles más comerciales de Foz, en el 28 de la Avenida da Mariña. «Fixen dous anos o 14 de marzo, en pleno confinamento. Quedei sen aniversario este ano», indica Cati Ramos, al frente de esta tienda de moda que trabaja el estilo sport, de diario, muy combinable e, importantísimo, con la comodidad por bandera ante todo: «O que busco é a comodidade, que a xente vaia cómoda coas prendas e que estas se podan combinar perfectamente, que sexan prendas atemporais». Incorporaron recientemente una pequeña colección masculina «e está funcionando bastante ben», apunta Cati Ramos. Su referente textil está, en estos tiempos, muy en boga. A modo de cierre, hace un pequeño análisis sobre la actual campaña veraniega: «Este é un vrao moi especial. Este ano collín menos roupa de vrao porque a de primavera xa a tiña e agora xa estou quitando temporada de vrao para meter entretempo».

 Monda Proxectos: «Ao estar tanto tempo cerrada, a xente veu bastantes carencias nas súas casas»

El pasado mes de mayo, Monda Proxectos cumplió su tercer aniversario. Ramón Otero está al frente de una empresa «unipersonal», subraya. La decoración interiores es su principal campo de trabajo, aunque también se dedica a muebles a medida, cojinería, tapizados o cortinas y venden iluminación, auxiliares, etcétera. «Nestes tres anos o balance é moi positivo, as circunstancias son as que son, a ver como se tercia o outono. Eu, sobre todo, traballo con proxecto cerrado e cliente da zona que che encarga o deseño de interior dunha casa ou dun local». El confinamiento, por trasladar algo positivo del mismo, ha contribuído a que el hogar se mire de otro modo y haya quien se preocupe ahora más de cuidarlo y ponerlo a su gusto, reconoce Ramón Otero: «Abrín a primeiros de xuño xa ao 100% e pensei que ía estar máis baixo o tempo, pero a xente debeu ver bastantes carencias nas súas casas ao estar tanto tempo cerrada que houbo quen me pediu estores, cortinas, retapizados... moito máis do que eu pensaba. Tamén tiña presupostos mirados previos que se colgaran polo tema do confinamento, pero retomáronse. O balance, dentro do malo, non foi negativo como tiña pensado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

CCA Foz programa otro Comercio na Rúa, que se celebrará entre el 19 al 22 en Foz