Cajoto: «Vai facer falta un plan de choque, de reactivación económica para a comarca»

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso FOZ / LA VOZ

FOZ

PEPA LOSADA

«As novas medidas da Xunta son un auténtico galimatías»

11 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las medidas de confinamiento adoptadas por la Xunta fueron recibidas como un auténtico jarro de agua fría por los empresarios de varios municipios de A Mariña. Cerrar cinco días más Ribadeo, Viveiro, Foz, Burela, Barreiros... tiene un impacto brutal en la hostelería. Pero no es solo este sector quien sufre. Lo hace todo el comercio y el tejido productivo. Basta con ver la imagen que ayer presentaba Foz, con las calles con el tránsito habitual de un mes de otoño cuando a estas alturas, en condiciones normales, deberían estar atestadas de gente que tiene en el municipio su segunda residencia.

Entre buena parte del empresariado se extiende la convicción de que esta situación va a ser muy difícil de remontar y va a requerir de medidas extraordinarias, una linea en la que ayer abundó el alcalde de Foz, Fran Cajoto: «As novas medidas que impón a Xunta, coas limitacións da mobilidade, son un auténtico galimatías que costa de entender e de explicar. No caso de Foz, a mobilidade limítase moito máis, porque impídenos viaxar a concellos veciños como Alfoz ou O Valadouro, cos que mantemos moito movemento a escala local».

«De todos os xeitos, acatamos as medidas sanitarias e pídolle á xente que as cumpra para ver se así conseguimos conter o brote. Pero o certo é que provocan un impacto brutal na economía local, no pequeno comercio e na hostalería. Esperemos que a Xunta articule un plan de choque para a reactivación económica da comarca, porque agora mesmo a parálise é case total. Contamos quedar moribundos, pero non morrer de todo», añadió Cajoto, quien sobre la reunión mantenida por los alcaldes con el conselleiro de Sanidade desveló que le solicitaron, sin éxito, los informes técnicos del Sergas para justificar la adopción de las nuevas medidas frente al covid-19 en A Mariña.