Los hosteleros de Foz trasladan al alcalde su inquietud por el freno total a la actividad, sin apenas clientes

Fran Cajoto pide que no se criminalice al sector


FOZ / LA VOZ

La economía de A Mariña se resiente día a día por el cierre de la comarca. Sin visitantes y con los mariñanos minimizando su vida social, el freno en la hostelería ha sido drástico. Nadie se libra de una tendencia de imprevisibles consecuencias. Ayer el alcalde de Foz, Fran Cajoto, se reunió con un grupo de hosteleros, que le trasladaron su preocupación. Sin apenas clientes, significativos establecimientos de la localidad han decidido cerrar a la espera de que de nuevo se permita la movilidad en A Mariña.

Al término de la reunión, Fran Cajoto trasladaba la enorme preocupación del sector: «Din que están con números de novembro en pleno mes de xullo e ven con inquedanza a situación, porque se está criminalizando o sector», señaló el alcalde, recordando las palabras del presidente de la Xunta, Feijoo, cuando atribuyó la expansión del brote a unos bares de Burela. Cajoto recalcó la profesionalidad de la hostelería y abogó por «non alarmar, senón concienciar. É o momento de falar en positivo, porque calquera exabrupto pode dar ao traste con anos de traballo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los hosteleros de Foz trasladan al alcalde su inquietud por el freno total a la actividad, sin apenas clientes