Escapada por sorpresa de Ourense a Foz para ver a sus padres: «Han sido cuatro meses muy difíciles»

Raquel y sus tres hijos se reencontraron con los padres de ella, sus hermanas, sus sobrinos y otros familiares


foz / la voz

La escapada del reencuentro más emotivo. Así podríamos titular el episodio que este miércoles vivió en Foz la familia Rodríguez Giralt. El avance de la desescalada le permitió a Raquel y a sus tres hijos desplazarse desde Ourense hasta la villa mariñana para reencontrarse con sus padres, Nemesio y Magdalena, con sus hermanas, sobrinos y otros familiares. Raquel recuerda que la última vez que estuvo en la comarca, con sus hijos y su marido, fue en Carnaval. Poco después se presentó por sorpresa el covid-19, se decretó el estado de alarma y la familia no pudo volver a juntarse. Hasta ayer. «Han sido cuatro meses muy difíciles», reconoce Raquel, que en todo este tiempo mantuvo contacto diario con sus padres a través del teléfono y de videoconferencias. Siempre preocupada por la salud de sus progenitores.

En cuanto tuvo ocasión de cambiar de provincia, no se lo pensó dos veces. Tras organizar su trabajo como docente (es la directora del CRA Amencer de Ribadavia), programó una visita exprés a Foz, donde pasará varios días: «Me vuelvo el fin de semana porque tengo que adelantar trabajo». Para esta mariñana afincada en Ourense el confinamiento ha sido especialmente duro, ya que aparte de lo compleja de la situación, tuvo que permanecer aislada varios días mientras no se confirmó que era negativa en covid-19: «Fue complicado al no tener a la familia cerca y por no querer preocuparles. Estos días, al ver los reencuentros de las familias se me venían las lágrimas a los ojos. Y no paraba de repetir: “Tengo que ir, tengo que ir a Foz”».

En unas dos horas y veinte minutos completaron Raquel y sus hijos este miércoles el viaje. «Para mí es un reencuentro especial por lo orgullosa que estoy de mis padres», reconocía, recordando la faceta más solidaria de su padre, Nemesio Rodríguez, exdirector del IES, quien en las últimas semanas promovió una recogida de alimentos para las familias más necesitadas y animó con su saxofón el encierro obligatorio por el coronavirus. No faltaron abrazos ni lágrimas en este reencuentro familiar sorpresa, la reunión quizá más especial para esta familia en este 2020 que tanto nos está poniendo a prueba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Escapada por sorpresa de Ourense a Foz para ver a sus padres: «Han sido cuatro meses muy difíciles»