Pregón y coplas hoy en Foz, donde el Carnaval obliga a cambiar el tráfico

El 100 % de la Policía Local vigilará el desfile de este sábado, de unos dos kilómetros


FOZ / LA VOZ

La Sala Bahía de Foz acogerá este viernes, a las 20 horas, la lectura del pregón del Carnaval, a cargo del antroideiro e impulsor de los desfiles César Rodríguez, Cesarín. Media hora después dará comienzo el Concurso de Coplas, que contempla premios en vales para consumir en locales de hostelería para individuales, parejas o grupos. Como todos los años, se prevé un abarrote de público dispuesto a disfrutar con las coplas más satíricas, irónicas y animadas.

Por otra parte, de cara al sábado, día grande y día del desfile de Carnaval (17 horas, desde el puerto), la Policía Local activará un operativo para reordenar el tráfico. Ante la gran afluencia de público de otros municipios, el oficial jefe de la Policía, Amor Prieto, pide la colaboración ciudadana para evitar colapsos y otros problemas en la circulación. Recomienda a los vehículos que entren a Foz por Vilaxoane (desde Ribadeo) que circulen por el Camiño Vello, se dirijan al puerto y a la piscina para poder acceder al aparcamiento de O Curbeiro, con 178 plazas. Estarán cortadas al tráfico la Avenida da Mariña, la Avenida Álvaro Cunqueiro, las calles Os Irmandiños, Curros Enríquez o Salvador de Madariaga, entre otras. Los vehículos que circulen dirección Ribadeo-Burela podrán salvar el centro de Foz tomando las calles de O Calvario y Costa do Castro y seguir por la Rúa do Cemiterio, que será de un solo sentido. Los que entren en Foz desde Burela y quieran salir de la villa podrán hacerlo siguiendo la calle Colexio do Pilar y seguir por Rúa Fonte da Cruz. Amor agradeció la disposición de la plantilla: trabajarán el 100 % de los policías locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pregón y coplas hoy en Foz, donde el Carnaval obliga a cambiar el tráfico