Toca retirada en Bispo Santo

Tras los últimos vermús y bailes concluyó la romería focense, con balance positivo; se nota un cambio generacional


FOZ / LA VOZ

Concluyó la romería focense de O Bispo Santo. Toca recoger y retirarse. Bajo un sol de justicia, apurando los últimos vermús (la sesión de ayer se prolongó hasta avanzada la tarde y no hubo verbena), la comisión hacía un balance muy positivo de esta edición de la popular fiesta focense: «Todo perfecto, sen ningún problema, sen incidentes... aínda que o sol machacounos», señalaban.

Buen sabor de boca deja este Santo, porque tras unos años en los que ciertamente la fiesta no dio lo mejor de sí, esta vez sí dicen que se aprecia un repunte en la asistencia de pandillas de romeros: «Medramos un pouco. Houbo tres ou catro anos de cambio xeracional. E aqueles rapaces que tiñan 13 e 14 anos, e que non subían, agora teñen 17 e 18, e seus pais xa lles deixan. Parece que empeza outra xeración a vir ó Santo. A ver se vai remontando un pouco», manifestaban desde la comisión. Y añadían: «Claro que o tempo tamén axudou moito».

Lo que se mantienen son las prácticas habituales. Las pandillas que se quedan a dormir en el monte focense son las de los jóvenes. Los veteranos, adultos, apuran la fiesta, pero suelen bajar a sus domicilios: «É o normal. Os maiores vamos de retirada», señalaron.

Limpiar el monte

Y ahora, concluida la romería, toca recoger. Las grupos de romeros tendrán una semana de plazo para retirar todo y dejar limpio el monte. La comisión tiene identificados, sobre todo en casos de pandillas de chavales, a responsables, con DNI, para llegado el caso exigir responsabilidades a sus padres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Foz
Comentarios

Toca retirada en Bispo Santo