«Teníamos dos cajas hasta arriba de mantas y edredones y no queda nada»

tina garcía coordina voluntarios ropero foz


Foz / La Voz

De la necesidad que sufren muchas familias de la comarca son testigo privilegiado los voluntarios que atienden el ropero de Foz, que es de titularidad municipal, como indica su coordinadora, Tina García Díaz.

?Conozco gente que, de encender la calefacción, nada de nada. Teníamos dos cajas hasta arriba de mantas y edredones y no queda nada. Este invierno hay gente que está pasando frío. Yo estoy enseñando a alguna gente a hacer bolsas rellenas de lentejas o de semillas para que, si tienen microondas, al menos puedan calentar la cama. Nos piden sábanas de franela y no queda nada, y en esos casos sientes una impotencia total.

?Suele pensarse que solo precisan ayuda familias inmigrantes...

?Estamos muy confundidos. Sí que hay marroquíes, colombianos..., pero también gente de Foz de siempre, vecinos de puertas más abajo. Me ha pasado alguna vez de ver llegar a una persona y creer que viene a donar algo, y lo que viene es a pedir por la necesidad que tiene.

?¿Cómo se puede ayudar?

?Recogemos ropa, cortina, cacharros, televisores, estufas, colchones.. Estamos los miércoles de once a una, y los viernes de cinco a siete. Aprovechamos todo porque lo que aquí no vale se lo damos a Equus Zebra y a SOS África.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

«Teníamos dos cajas hasta arriba de mantas y edredones y no queda nada»