La mujer hallada muerta en una cala de Foz era una residente del asilo

Habían alertado de su desaparición ayer por la noche


VIVEIRO / LA VOZ

La persona hallada muerta esta mañana en la cala da Lagoa, situada entre las playas focenses de Llas y Peizás, es una mujer de iniciales  C.D.E. y 69 años de edad. Según distintas fuentes, se trata de una residente del asilo de la localidad que faltaba desde ayer. Al parecer, tenía la costumbre de pasear por la zona e incluso de desplazarse a una parroquia en la que había vivido anteriormente, a la que se acercaba a llevar flores a algún familiar difunto. Ayer, al no regresar, alertaron a la Guardia Civil de su desaparición. El cuerpo fue localizado esta mañana por una persona que caminaba por el cercano paseo marítimo. El lugar tiene difícil acceso, por lo que fue necesaria la intervención de los bomberos de Barreiros, que se desprendieron hasta la cala, para izar el cuerpo. Corría cierta prisa retirarlo debido a que la marea estaba a punto de alcanzarlo. 

Al lugar se desplazaron también efectivos del Ges de Cervo, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil de Foz e incluso efectivos del salvamento Marítimo, que no pudieron actuar debido a la ubicación del cadáver. La autopsia determinará ahora las causas de la muerte.

Votación
0 votos
Tags

La mujer hallada muerta en una cala de Foz era una residente del asilo