Cervo prevé que socorristas de la piscina municipal vigilen los arenales cuando se puedan utilizar

El Concello no se plantea reabrir por ahora este servicio, que gestiona la Administración local


Cervo / La Voz

En el Concello de Cervo, en A Mariña lucense, afirman estar preparados para acoger a los primeros bañistas en las playas si finalmente éstas se pueden abrir a partir del 25 de mayo. Siempre consciente de que puede haber modificaciones en la normativa o en las fases, el regidor cervense Alfonso Villares (PP) asegura que su intención es dotar de servicio de socorrismo a los arenales y cubrirlo las próximas semanas con profesionales que trabajan en la piscina municipal, servicio público que gestiona directamente el Concello y que la crisis del covid-19 obligó a cerrar. Las condiciones de uso recogidas en el BOE del pasado 16 ni convencen ni invitan al Ayuntamiento para ordenar la reapertura de la piscina cubierta. El alcalde vería precipitado abrirla en esta fase por las restricciones fijadas, por las dificultades a nivel de gestión y porque ve complicado poder cumplir con todas las garantías sanitarias.

«En canto nolo permitan imos abrir as praias para os usuarios e adaptarnos ás normas que nos poñan, pero xa avanzamos que desde o primeiro momento, quizais o martes 26, xa haberá servizo de socorrismo», explicó el regidor Alfonso Villares: «Atendendo ao persoal co que contamos (seis socorristas), haberá praias que teñan servizo de socorrismo, pero nuns horarios determinados». Es consciente de que esta decisión, que llevan estudiando desde hace un tiempo y que han abordado con los trabajadores municipales afectados, está sujeta a posibles cambios vinculados a decisiones de las autoridades sanitarias y del Gobierno. «Imos cumprir sempre coa norma e abriremos as praias coas condicións que nos marquen», insiste el regidor. Este año, como los anteriores, Cervo ha pedido a la Xunta ayuda para contratar personal de socorrismo para la época estival. De éste se serviría el Concello para vigilar los arenales si finalmente se decide reabrir la piscina a medida que avancen las fases.

En el Concello vecino de Xove, donde al igual que en Cervo la gestión de la piscina es municipal, el alcalde Demetrio Salgueiro asegura que ellos no se han planteado introducir esta novedad y derivar socorristas de la piscina a las playas. Confía en tener servicio de salvamento en los arenales durante los meses fuertes del verano con el personal que la Xunta le ayude a contratar.

As Catedrais, en Ribadeo, con reserva desde el 2015

A la emblemática playa de As Catedrais, en Ribadeo, la joya de A Mariña lucense, se accede obligatoriamente con reserva previa desde el año 2015 en temporada alta: en Semana Santa y del 1 de julio al 31 de septiembre. La idea era proteger el entorno natural de la masificación; aún lo es.

La experiencia ha dado buen resultado. Las visitas están reguladas y se admiten en esas fechas algo más de 4.800 pases cada día previa reserva en la web de la Xunta de Galicia creada al efecto. Una empresa contratada por la Administración autonómica se encarga de controlar el acceso.

Cierto que la playa de As Catedrais tiene unas peculiaridades propias que facilitan las visitas controladas. Tiene un único acceso principal y siempre impone su ley el mar. Solo es posible acceder y disfrutar de los arcos y las grutas en bajamar. Luego la propia marea, a medida que va subiendo, obliga al visitante a marcharse. Pero aun con reserva previa, ¿será posible mantener las distancias en la visita a este arenal bajo los arcos y las estrechas grutas? Tal vez sea necesario restringir más los grupos o reorganizarlos de alguna manera. Hay que recordar que los pases se concentran en ese intervalo de horas en que bajan las mareas. Habrá que esperar y ver.

En Ribadeo los establecimientos hoteleros disponen de pases para sus clientes y el ayuntamiento habilita en verano un bus lanzadera hasta ese monumento natural para que la hostelería local tenga ventajas y rédito de una de las mejores playas de España.

Para el alcalde ribadense, Fernando Suárez (BNG), As Catedrais -con unas características propias- no sirve de referencia. «Nas demais praias como calculamos o aforo, en que estado das mareas? E tanta xente que se necesitaría para controlar, e os baños nas praias, alguén pensou niso? Non o vexo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cervo prevé que socorristas de la piscina municipal vigilen los arenales cuando se puedan utilizar