Más de 11.000 huevos fritos en Cervo y Barreiros

Largas colas para comerlos en las fiestas gastronómicas celebradas en ambas localidades


cervo / la voz

Calculadora en mano, emulando a las azafatas del 1, 2, 3... que lucían gafas XXL pero minifalda XXS, traducimos a números dos fiestas gastronómicas que ayer tarde en A Mariña bien podrían poner el nivel de costelerol de cualquiera en modo alerta para el médico de cabecera. Aunque existen recomendaciones de cuántos huevos comer como máximo a la semana, las cifras tanto de la XIV Festa do Ovo Frito de Cervo como la III Festa do Ovo Frito de San Cosme de Barreiros son bastante astronómicas, un adjetivo de lo más acertado siendo esta la semana de las Perseidas o de la lluvia de estrellas, ideal para pedir el deseo «que no me suba el colesterol».

Casi a la misma hora dieron comienzo ambas, separadas por 29,1 kilómetros. A las ocho de la tarde, la cervense, organizada por la S.D. Cervo-Sargadelos, con cuatro mil raciones a punto. Ramón Luis Bernardo, miembro de la directiva que preside Margarita Insua, se acordaba de la cifra extact vendida en 2018: ¡3.486! Todo un equipo de unas 80 personas digno de ser contratado por Ferran Adriá, autor de la versión «deconstruída», le echaban ayer literalmente «un par» para que no faltasen en el plato los dos huevos fritos con su choricito y sus patatas fritas, con pan y bebida que saben «como los de casa». Es el comentario de los que no faltan a esta convocatoria, que va por la 14ª edición, y que tienen claro que van a llegar al domicilio bien cenados. En Cervo hicieron falta ocho mil huevos, cuatro mil chorizos, mil kilos de patatas... El producto principal era «de Coren -señaló Ramón Luis Bernardo- e non escatimamos en historias. ¡Son ovos campeiros!». Por un momento podemos cerrar los ojos e imaginar las gallinas de la empresa produciendo a destajo. «Fan horas extra, si», ríe. ¿Cuál es el éxito de la fiesta? «É un plato que lle gusta ao 90% da xente e o temos a un prezo máis que razonable», añade.

Media hora después arrancaría la Festa do Ovo Frito de Barreiros, más novata en este asunto. «Si, os de Cervo teñen que traballar máis», comentan desde el C.F. Celta. Sus cifras: unas 1.500 raciones este año, 3.000 huevos, 350 kilos de patatas y 1.500 chorizos. Llamaba particularmente la atención de su cartel no solo el lugar de celebración (el campo de O Cascabeiro) o el lema («Botándolle un par!!»), también su grupo musical: Los Zorros. «Saíu así, unha coindicencia. ¡Esperamos que o zorro non coma as galiñas!», ríen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de 11.000 huevos fritos en Cervo y Barreiros