Caldo que es «auga verde» o sopas frías en diciembre: quejas en el colegio Vista Alegre de Burela por el menú del comedor

La Voz

BURELA

Plato de pisto con medio huevo cocido, en el comedor del Ceip Vista Alegre
Plato de pisto con medio huevo cocido, en el comedor del Ceip Vista Alegre CEDIDA

La Anpa denuncia que los niños usuarios del servicio, 126, vuelven a casa sin comer por la baja calidad de los alimentos y la escasa elaboración de los platos

30 nov 2022 . Actualizado a las 07:47 h.

Caldo que es «auga verde». Pisto con medio huevo cocido, «coa posibilidade de repetir so outro medio ovo cocido». Huevos «a medio desconxelar». Sopas de pescado o verduras frías en pleno diciembre. Son algunos de los platos «incomestibles» que motivan las quejas de la Asociación de Nais e Pais (Anpa) del Ceip Vista Alegre de Burela, y que 126 estudiantes, señala la agrupación, tienen sobre la mesa cada día.

La Anpa remitió un escrito a la Xunta, con registro de entrada del pasado jueves, que denuncia las deficiencias del  comedor en el centro educativo. La presidenta del colectivo, Sara Calvo, resalta que las carencias del servicio no son nuevas. En los cursos académicos 2020-2021 y 2021-22 eran ya numerosas las quejas manifestadas por las familias, siendo remitidas al director, «que está a facer todo o posible por solucionar este tema»

Al no haber mejoras, la Anpa remitió un escrito a la empresa adjudicataria del servicio, Eurest Colectividades. En diciembre de 2021 hubo una reunión para abordar las deficiencias del comedor, pero la firma alegó «que cumpría cos pregos da licitación». Las familias dudan de que lo haga, y afirma que la oferta no coincide con la guía para comedores que la Consellería de Educación tiene en su web.

La directiva optó entonces por acudir durante varios días al centro educativo para vigilar la situación del comedor«Persoalmente, houbo momentos nos que me deron ganas de chorar, é inhumano o que están vivindo, pouco se queixan para o que está a pasar», relata Calvo.

La Anpa se queja de comida cocinada con poca o nula calidad y con alimentos de baja calidad, lo que provoca no solo que los niños no coman o coman menos de lo necesario -«están a xantar nas súas casas ás 15.30 horas, ou a merendar daquela», apuntan-, sino que se tira constantemente mucha comida a la basura, «o que é penoso».

También critica el sistema de postre. Hay fruta cuatro días a la semana, con piezas que no vienen troceadas y que finalmente no son consumidas. «Como van dar pelado catro coidadoras 50 mazás en 15 minutos?», se pregunta la Anpa, que asegura que el personal es insuficiente. Pese al esfuerzo de las trabajadoras, remarca, la dotación de dos auxiliares de cocina y cuatro cuidadoras es escasa para el número de usuarios, con muchos alumnos de cuatro de infantil, que necesitan más atención y ayuda para comer.

El Anpa, que no descarta iniciar movilizaciones, insta a la Xunta a contestar por escrito con las medidas que tomará al respecto. También pide aclaraciones sobre los proveedores que sirven los productos, y que si es necesario, se retire la concesión del servicio a Eurest. Además, precisa, «queremos que se nos aclare por que son diferentes os menús das subvencións outorgadas ás Anpas, máis apetecibles e abudantes, dos menús da licitación ofertada ás empresas privadas».

La empresa Eurest, que tiene el servicio en concesión al menos hasta final de curso, declinó hacer declaraciones al respecto

La Consellería de Educación, consultada este martes, asegura que «en Inspección Educativa non constan queixas ao respecto. De todos os xeitos, como sempre se fai nestes casos, procederemos a analizar a situación e realizar as inspeccións que sexan pertinentes».

 «Por suposto, pódense dar algunhas incidencias, pero todas se analizan, e cando se detectan fallos actúase, propóñense medidas correctoras e mesmo sancionadoras se procede, sempre con todas as garantías para as diferentes partes», alega la Xunta.