Pescados y mariscos frescos tocan el cielo en Celeiro y Burela

Comprar besugo, palometa roja o nécora es un lujo tras alcanzar precios en lonja de 65, 56 y 50 euros el kilo. Más de 174.000 kilos de merluza fresca de Gran Sol salieron este lunes de A Mariña hacia toda España

Foto de archivo de merluza de Gran Sol, la reina de los pescados blancos, un producto del mar fresco en el que  Celeiro y Burela son líderes en Galicia y España
Foto de archivo de merluza de Gran Sol, la reina de los pescados blancos, un producto del mar fresco en el que Celeiro y Burela son líderes en Galicia y España

viveiro / la voz

A tres días de la Nochebuena y a cuatro de la Navidad de estas inéditas Navidades marcadas por la pandemia en la hostelería y en las fiestas familiares, las lonjas son, más que nunca, la mejor referencia sobre los precios de los pescados y mariscos frescos en las pescaderías. Asimilado que todo puede cambiar de un día para otro y que las celebraciones serán de grupos muy reducidos, las subastas de este lunes en las rulas de Celeiro y Burela ratifican la escalada iniciada la semana pasada. Sobre todo en los mariscos y en los pescados considerados «finos», cuyas cotizaciones tocan el cielo en primera venta. Sin contar impuestos, tasas, costes y beneficios de los intermediarios, el kilo de besugo alcanzó los 65 euros en Celeiro, donde la nécora llegó a 50; y en Burela la palometa roja se pagó a máximos de 56 euros.

Durante todo el año hay mariscos frescos que sobresalen por su coste para el consumidor final, pero que en Navidades solo están al alcance de los más pudientes. Un buen ejemplo son los santiaguiños, que este lunes se subastaron en Celeiro entre 75 y 140 euros el kilo. Ahí las nécoras pasaron entre 19 y 50 euros, los lumbrigantes entre 39 y 50 y el camarón pequeño a 30 euros. Más caros que días atrás, pero relativamente asequibles siguen centollos y centollas, que salieron de esa rula entre 8 y 27 euros el kilo. Porque las cuotas son muy limitadas, se han disparado el besugo, que cotizó entre 23 y 65 euros, y la palometa roja, entre 21 y 55. También subieron el lenguado, entre 18 y 25 euros; el mero, entre 30 y 37; y el rodaballo, entre 28 y 40. Cierta estabilidad con el rape, que en primera venta osciló 10 y 17 euros el kilo.

Martes de marisco en Burela

La lonja de Burela concentra gran parte de las ventas de mariscos frescos en A Mariña, que se reparten en dos subastas semanales. Una de ellas toca este martes por la tarde, de ahí que no haya referencias de las cotizaciones de esos productos del mar. Sí de los pescados, con los que se prosigue la escalada. Antes de impuestos, tasas, costes y márgenes comerciales, el kilo de besugo se pagó este lunes entre 8 y 55 euros; el de lenguado, entre 5 y 26 y el de mero, entre 31 y 33. La lubina pasó entre 10 y 29 euros, el rodaballo rozó los 39 y la palometa roja los 56. Más caros que la semana anterior, igual que el rape, que aun así se estabiliza entre 7 y 18 euros el kilo.

Este martes está prevista la venta de 6 barcos de Gran Sol en Burela y otros 6 en Celeiro.

Más de 174.000 kilos de merluza salieron el lunes de A Mariña hacia toda España

Celeiro y Burela consolidan A Mariña como la gran despensa de la merluza fresca en España. Encadenan otro año de capturas flojas en los caladeros comunitarios de donde procede la reina del pescado blanco, pero, aunque la oferta es menor, los precios medios están por debajo de los habituales en las Navidades, la época del año de mayor demanda de productos del mar. Para satisfacerla, parte de los barcos de Gran Sol que operan en Burela y Celeiro han organizado sus calendarios de trabajo procurando concentrar las descargas en las vísperas de Nochebuena y Navidad. Esas dos lonjas subastaron este lunes más de 174.000 kilos de la genuina merluza europea. La mayoría de ellas de la más preciada, la capturada con anzuelo, una a una, con palangre de fondo, que en la pesca de A Mariña se conoce como pincho.

Miguel Neira, gerente de Armadores de Burela; y Nicasio Arrizado, jefe de cancha de Puerto de Celeiro, confirman que las cotizaciones medias para las capturas de cada barco son inferiores a las habituales. Si otras Navidades rondaban los 8 euros el kilo e incluso superaban los 10, este lunes en Celeiro oscilaron entre 4,20 y 5 y en Burela, entre 4 y 8,60. Dependen, entre otros factores, del tamaño de cada pieza. En la rula burelense comercializaron unos 72.000 kilos de merluza del pincho y unos 10.000 de volanta, y en la celeirense, unos 62.000 del pincho y unos 30.000 de volanta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pescados y mariscos frescos tocan el cielo en Celeiro y Burela