Nécoras a más de 50 euros en lonja, camarones a 116 y santiaguiños a 130

Ahora sí cotizan alto los mariscos y pescados frescos en Burela y Celeiro

Imagen de archivo de la primera subasta de centollo y centolla en la lonja de Burela, el pasado día 1
Imagen de archivo de la primera subasta de centollo y centolla en la lonja de Burela, el pasado día 1

viveiro / la voz

De un día para otro, la incertidumbre permanente del coronavirus puede dar al traste con los planes más elaborados. No se cansan de protestar los hosteleros porque a ellos se los desbaratan desde hace meses las restricciones. Sin los restaurantes, falta una parte clave de la clientela del sector pesquero, que intenta «salvar» la navidad de la pandemia. Pescadores y pescaderos la consideran «la campaña más importante del año, vital porque representa alrededor del 25 % de las ventas anuales». Más que nunca dependen de los hogares. A cinco días de Nochebuena en A Mariña no compran tantos pescados y mariscos como otros años, pero los precios siguieron subiendo esta semana. Por ejemplo, antes de tasas e impuestos y sin incluir costes ni beneficios de los distribuidores, el kilo de nécora superó los 50 euros en las lonjas de Burela y Celeiro, el de camarón llegó a 116 euros en la burelense y el de santiaguiño a 130 en la celeirense.

Las ventas en esas dos grandes rulas mariñanas, de referencia en Galicia y en el resto de España, son un indicativo que permite al consumidor final ponderar lo que le cobran en las pescaderías. Eso sí, teniendo en cuenta que el valor de subasta se ve incrementado antes de salir de la lonja con un 10 % de IVA y un 3 % de tasas e impuestos. A eso hay que sumarle gastos logísticos, financieros y de personal de los comercializadores y su beneficio.

Los mariscos

Que ahora sí cotizan alto pescados y mariscos frescos puede comprobarse con los más demandados en estas fiestas. Las nécoras que en las dos últimas subastas de Burela y Celeiro se pagaron a máximos de más de 50 euros tenían el martes pasado como tope 38 en Burela y la semana pasada no llegaba a 35 en ninguna de las dos. El camarón que el martes alcanzó los 116 euros el kilo en Burela estaba a 92 el pasado día 11. También ha subido el lumbrigante, que en Celeiro llegó a 45 euros esta semana, 10 más que los de la pasada.

Menor ha sido el incremento del precio de centollos y centollas, que en Burela se subastaron a principios de mes a máximos por kilo de 26 euros y esta semana rondaba los 30. Más asequibles los que se rularon en Celeiro, a 26 euros esta semana por 22 de la pasada. Mucho más asequible ha ido el buey vendido en la rula celeirense la pasada semana a máximos de 15 euros, mientras esta semana rozó los 20 euros por kilo en la burelense.

Los pescados más «finos»

Incluso con la demanda de la hostelería recortada, también han subido los pescados considerados finos, los de más tirón en fiestas como las navideñas. El kilo de besugo llegó a 48 euros en la lonja de Burela este viernes y a media semana alcanzó los 56, bastante más que el tope de 40 del día 11. La lubina, que se pagó a máximos de casi 30 euros el kilo a mitad de semana, tocó techo este viernes en poco más de 24, casi lo mismo que el día 11.

También en la lonja burelense, el rodaballo se pagó a un máximo de 37 euros a mediados de semana y este viernes, a 22. A 44 y 46 euros el kilo llegaron las mejores palometas rojas esta semana en Burela, cuando la pasada el máximo era de 40.

Otras referencias son el lenguado, que este viernes se subastó a un máximo de 26 euros el kilo en Celeiro, pero a media semana rondó los 30, 5 más que la pasada. Se mantiene el precio de la lubina en esa lonja, con topes de alrededor de 24 euros el kilo, esta semana y la anterior. Hasta 31 y 34 euros se pagó el de mero esta semana, más que los 27 de la pasada.

En la rula celeirense sí se disparó la palometa roja, alcanzando este viernes las mejores los 53 euros el kilo, 9 más que a media semana y 19 más que la anterior. También el rodaballo, que este viernes tocó techo en 51 euros el kilo, 19 más que a mediados de semana y 21 más que la anterior.

La merluza y el rape

Hasta la reina de los pescados frescos de A Mariña, la merluza del pincho de Gran Sol, cotiza al alza en las lonjas de Celeiro y Burela. Los mejores ejemplares llegaron a 21 euros el kilo en la celeirense, 6 más que los máximos de la semana anterior, y rozaron los 21 en la burelense, 5 que la semana pasada.

Sin apenas cambios continúa el rape, que en las dos grandes rulas mariñanas alcanza máximos de alrededor de 15 euros, poco más que la semana anterior. Antes de Nochebuena quedan tres subastas en Burela y Celeiro, donde los precios volverán a marcar los que paga el consumidor final.

Precios elevados cuando a los pescadores les cuesta más extraer productos del mar

Pescados y mariscos de contrastada calidad y prestigio que se distribuyen desde la comarca a numerosas ciudades españolas, para la hostelería y para los hogares. Pescaderos y comercializadores mariñanos consultados coinciden en que, pese a la incerteza por el covid-19 y las limitaciones en la restauración y las comidas familiares, los precios suben porque la oferta continúa condicionada por repetidos días de mal tiempo en el mar.

Cuando pescadores y pescaderos calculan que las ventas de Navidades rondan la cuarta parte de la facturación anual del sector, llaman la atención sobre una época del año especialmente dura para quienes trabajan en el mar, por el mal tiempo, pero que al menos los compensa mejorando sus ingresos. Para el consumidor que puede permitírselo y no ha optado por no anticipar las compras y congelar, significa pagar más, pero abundan quienes creen que vale la pena por el placer de compartir excelentes pescados y mariscos frescos en celebraciones tan señaladas como Nochebuena, Nochevieja o Navidad vale la pena.

Precios en Cetárea Burela

Abundan las opciones de comprar pescados y mariscos frescos por Internet y de recibirlos a domicilio. Una de las mariñanas, Cetárea Burela, con «precios congelados» en estas fiestas, distribuía ayer centollas entre 45 y 63 euros el kilo, dependiendo del tamaño, y centollos entre 70 y 81, por el mismo motivo. A 55 euros vendía el kilo de nécoras de entre 5 y 6 piezas, a 109 el de camarón «extra top», a 100 el de percebe mediano y a 24 el de almeja mediana, 29 el de grande. Otras referencias con las lubinas de entre 1 y 1,5 kilos a 55 euros el kilo, de 1,5 a 2, a 75 o las merluzas de más de dos kilos a 39 euros el kilo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nécoras a más de 50 euros en lonja, camarones a 116 y santiaguiños a 130