Se queja ante inspección sanitaria en Burela porque tras dos meses de baja no logra que lo vea un médico

Acude a consultas privadas, donde según dice sí atienden presencialmente facultativos de la sanidad pública

Imagen de archivo del centro de salud de Burela
Imagen de archivo del centro de salud de Burela

burela / la voz

Un ciudadano de Burela, M. Ramos, presentó ayer una reclamación ante inspección sanitaria porque tras dos meses de baja no ha logrado que lo vea un médico de manera presencial. Lo explica: «Con fecha 31/08/2020 he causado baja médica por enfermedad común, debido a un proceso de vértigo producido por las cervicales. En el mismo día solicité una cita médica en el Centro de Salud de Burela para ser diagnosticado por mi médico de cabecera, el cual estaba de vacaciones y en su lugar me atendió otro especialista médico de atención primaria. Dicha cita se realizó por teléfono debido al actual estado derivado del covid-19 y siguiendo el protocolo establecido por la Consellería de Sanidad y el Sergas. Fui diagnosticado de vértigo con tratamiento de tres dosis de Sulpirida 50 mgr. cada 8 horas y Domperindona 10 mgr. después de cada comida. Además, semana tras semana me renuevan el parte de baja sin ser visto de forma presencial por ningún médico de cabecera, dado que todas las citas deben ser telefónicas con una duración media de 5 minutos. Pero en cambio, para recoger el parte de baja médica tengo que dirigirme al mostrador de admisión del Centro de Salud y me lo entrega una administrativ@ del Centro de Salud; parece ser que dichos trabajadores administrativ@s son más resistentes al contagio del coronavirus que los médicos».

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Se queja ante inspección sanitaria en Burela porque tras dos meses de baja no logra que lo vea un médico