Las guerreiras laranxas vuelven en grupos reducidos y sin balón

Bea Mateos y Jozi describen el «atípico e ilusionante» primer día de entrenamientos del Pescados Ruén-Burela


BURELa / LA VOZ

Una jornada «atípica e ilusionante». Y eso que aún no tocaron el balón ni pudieron verse todas. Pero tras casi tres meses las guerreiras laranxas del Pescados Rubén-Burela al fin cambiaron el chip este lunes y reiniciaron el trabajo guiado para llegar a tope a un play off exprés aún lleno de interrogantes. Probablemente en Málaga y probablemente a finales de junio, las mariñanas se enfrentarán al Ourense [que vuelve el próximo lunes] en busca de una plaza en la final contra el Futsi Atlético o el Alcorcón.

«Tal y cómo están las cosas aquí, no debería haber problemas para jugar. El problema es que no toda España avanza al mismo ritmo y dos de los equipos que buscarán el título de liga son madrileño», explicó Bea Mateos, una de las tres primeras futbolistas que a las 10.30 horas ya se puso en manos de Pablo Díaz para una sesión física.

Pablo Díaz dirigió sesiones físicas para grupos de tres o cuatro jugadoras
Pablo Díaz dirigió sesiones físicas para grupos de tres o cuatro jugadoras

La capitana formó parte del grupo que inauguró esta nueva rutina junto a Peque y Lara. Llegaron con mascarillas, la delegada Emma les tomó la temperatura y llevó a cabo los protocolos de desinfección pertinentes y empezaron a trabajar en pruebas de salto, agilidad o velocidad, como el test de Cooper. Tampoco pudieron usar los vestuarios. «Aunque no tocásemos balón, solo volver al Vista Alegre ha sido una sensación increíble», sentenciaba la salmantina.

En la misma línea se expresó Jozi. La portera brasileña se ejercitó en el primer grupo de tarde junto a Luci, Jenny y Dany -antes lo habían hecho Jane, Cami y Cilene, y terminaron Jenny Lores, Ana Romero, Ale de Paz y Cris Pérez-, y se mostraba «muy contenta» tras una sesión destinada al reconocimiento médico y las pruebas físicas. «Mis resultados fueron iguales que antes de todo esto», explicó.

Todas las jugadoras se tomaron la temperatura antes de retomar el trabajo
Todas las jugadoras se tomaron la temperatura antes de retomar el trabajo

«Es raro esto de pasar tanto tiempo sin entrenar y ahora volver para jugarnos una liga en dos partidos, pero vamos a darlo todo», sentenció la guardameta que este martes, como el resto de burelistas seguirá ejercitándose en grupos reducidos, aunque ya en doble sesión, una en A Marosa y otra en el pabellón.

Para el próximo lunes, con la posible entrada de Galicia en la fase tres de la desescalada, se someterían a los test del covid-19 y empezarían a trabajar todas juntas a las órdenes de su entrenador Julio Delgado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las guerreiras laranxas vuelven en grupos reducidos y sin balón