Numerosas muestras de pesar y apoyo a la familia por parte de vecinos y compañeros del joven fallecido

El funeral se celebró a las cuatro de la tarde de este miércoles en la iglesia parroquial de Burela


BURELA / LA VOZ

Con profundo pesar y dolor, Burela despidió este miércoles al joven de 13 años fallecido el lunes en el instituto Monte Castelo, tras sufrir una parada cardiorrespitaroria cuando se disponía a entrar en clase, sobre las ocho y media de la mañana.

El funeral se celebró a las cuatro de la tarde en la iglesia parroquial de Burela, desde donde el cadáver fue trasladado para su incineración en el crematorio de Cuiña.

Fueron muchos los que quisieron estar con la familia del niño en estos momentos tan difíciles, para arroparla con su cariño y rendirle un último homenaje en su despedida al chaval.

En Burela, y en el conjunto de la comarca de A Mariña, esta muerte tan dramática e imprevista, de una persona tan joven, ha provocado una profunda y lógica conmoción.

Sus compañeros en el instituto tratan ahora de pasar página. La idea es mantener la normalidad dentro de lo posible. Profesores y algunos compañeros del joven fallecido fueron asesorados por psicólogos, para sobrellevar mejor estos momentos y saber cómo reaccionar ante determinadas situaciones que puedan darse.

En el instituto Monte Castelo, de forma espontánea compañeros del joven fallecido instalaron un mural para rendirle un homenaje, que completaron con cartas escritas de su puño y letra. Y las banderas se arriaron a media asta. El alcalde de Burela, Alfredo Llano, también expresó su pesar por un suceso tan triste.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Numerosas muestras de pesar y apoyo a la familia por parte de vecinos y compañeros del joven fallecido