«Hemos planteado el tema del Valle de los Caídos con mucho respeto»

«El mal de la piedra» se representará en Burela, en Barreiros y finalmente el domingo en Ribadeo


VIVEIRO / LA VOZ

Viernes 11: Burela (Auditorio Municipal, 21.00 horas); sábado 12: Barreiros (Centro Cultural, 19.00); domingo 13: Ribadeo (auditorio, 20.00 horas) • Dentro de su gira por España, la compañía argentina El Vacío Fértil lleva a escena una mirada crítica bajo la dirección de Tony Lestingi y con Romina Pinto e Iván Steinhardt en el reparto que tocará tres destinos mariñanos este fin de semana: Burela, Barreiros y Ribadeo. La obra El mal de la piedra, escrita por la madrileña Blanca Doménech, tiene una localización más que oportuna, el Valle de los Caídos, en pleno debate sobre la exhumación de los restos de Franco. Aunque realmente la elección de ese texto, como explica Steinhardt, fue pura casualidad. El pasado sábado también ofrecieron la función De tiburones y otras rémoras de Sergio Villanueva en el Café Cultural A Sacabeira, en Sargadelos, y que repetirán en Ribadeo en A Devesa (este próximo jueves día 10 a las 21.30 horas en Círculo Habanero).

-¿Qué hace una compañía argentina por estas tierras?

-Hace mucho que vienen compañías argentinas aquí y sobre todo nombres del teatro argentino. En el caso nuestro, El Vacío Fértil es una compañía pequeña que recién arranca, si bien Romina y yo tenemos muchos años de teatro, cine y tele. Es un proyecto que arrancó con la primera obra en 2018, cuando estrenamos De tiburones y otras rémoras en Madrid, obra sobre las estafas de las preferentes. Enseguida empezamos a buscar un segundo texto y dimos con El mal de la piedra de Blanca Doménech. Ya antes en España habíamos tejido unos lazos casi fraternales con alguna sala y nos pareció que era lindo poder traer este trabajo.

-¿Es arriesgado tocar una polémica tan «al dente» ahora?

-En realidad se dieron varias casualidades que ya no son casualidades sino causalidades y planetas alineados y demás. Buscando el texto para el nuevo espectáculo, en cinco días leímos 74 obras, pero no había una búsqueda deliberada de un texto español(...) Íbamos descartando y finalmente dimos con El mal de la piedra. El día que lo leímos dijimos ‘es esta la obra’ y al día siguiente, a mediados del año pasado, Sánchez anuncia la exhumación de los restos de Franco. Más señal que esta no puede haber... Y después de cuatro funciones en Madrid, a mitad de septiembre, al martes siguiente nos enteramos de que el Tribunal Superior iba a expedir sobre la exhumación y nos fuimos allí para vivenciar de cerca la sensibilidad de este conflicto o de esta grieta que sucede en el país y que también está pasando ahora mismo en Sudamérica, con otras connotaciones.

-¿Qué les cautivó del texto?

-Nos pareció un texto muy inteligentemente escrito por Blanca porque lo que hizo fue poner el tema sobre la mesa para que cada uno pueda reflexionar de acuerdo a sus propias vivencias. No es una obra que alce las banderas de nada sino que nos dice ‘este es el cuadro de situación presente, a ver que hacemos con esto’. Incluso si uno tiene una posición neutra pueda ser una lectura de pensamiento cotidiano. Desde Buenos Aires nos dijeron ‘pero ustedes, cómo van a hacer esto a España?’ Después fuimos comprobando desde Valencia en adelante que el texto, para definirte lo que sucede, es sanador de alguna manera. La gente lo recibe con una linda emoción y un sincero agradecimiento. Desde el primer momento decidimos plantear el tema con muchísimo respeto y más en Galicia, porque en la segunda emigración de españoles que llegaron a Argentina en los 40 la mitad eran gallegos. En Argentina también fueron a ver la obra y estuvimos en contacto con las madres de la Plaza de Mayo y lo que sería una especie de ramificación de memoria histórica de allí. Interpela a todos, no deja a ningún bando más favorecido o más desfavorecido. La recepción fue preciosa.

-Explican en la presentación de la obra que muestra el ridículo del extremismo.

-Sí, absolutamente. Cuando terminamos de leer el texto con Romina Pinto dijimos que lo que está sucediendo es trazar una suerte de paralelo simbólico entre la dureza de la piedra y la dureza de los discursos extremos. Es una crítica a posturas que son extremas, sin poder escucharse ni hablarse durante años, solo por mantenerlas.

«El día que leímos el texto dijimos “es esta la obra”, y al día siguiente Sánchez anuncia la exhumación de los restos de Franco»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Hemos planteado el tema del Valle de los Caídos con mucho respeto»