El martes cierra la costera del bonito: «Foi insuficiente pero bastante boa»

La flota gallega se muestra satisfecha pero demanda más cuota para próximas campañas, al menos veinte mil toneladas


REDACCIÓN / LA VOZ

En cuestión de bonito, se acabó lo que se daba. Era cuestión de horas. En los últimos días se había acelerado el ritmo descargas y todo apuntaba a un cierre inminente, que ayer se hizo oficial. La Dirección General de Ordenación Pesquera comunicaba este viernes el fin de la pesquería del atún blanco del norte (thunnus alalunga) a partir de las 00:00 horas del 27 de agosto.

Desde la medianoche del próximo martes, los buques con pabellón español no podrán llevar a cabo la captura de esta especie, y solo se podrán descargar las cantidades apresadas y declaradas antes de esa fecha, una fecha que supone ganar tres días respecto a la campaña del año pasado, pero menos jornadas de pesca si lo comparamos con el 2017, «e tendo en conta, claro, que ata hai dous anos nunca se esgotara a cuota», apunta Basilio Otero, presidente de la Federación de Nacional de Cofradías y a su vez de la Cofradía de Pescadores de Burela, uno de los puertos de referencia en la descarga de esta especie.

Los cinco barcos gallegos que faenan en la costera salieron de puerto comenzado el mes de junio. «A campaña foi boa», valora el dirigente del pósito burelés, con algún pero: «Non houbo queixa pero quedábanos mes e pico de campaña que, de non ter agotado o cupo, houbera ido mellor, claro».

A mayores, otras 45 embarcaciones, de las que muchas, no siendo gallegas, eligen el puerto mariñán para descargar. «Veñen de Fuenterrabía, Bermeo, Asturias, Rías Baixas, A Coruña. Tamén lances artesanais pequenos...», enumera Xusto García López, jefe de cancha de la lonja burelense. Lo hacen por tradición, «porque aquí teñen compradores para mercar ese peixe», y por una cuestión geográfica, «porque comezan aquí e van cara ao País Vasco».

El cierre se realiza a la vista de los actuales datos de capturas de atún blanco del norte en aguas del Océano Atlántico. Y teniendo en cuenta el consumo medio diario, se estima -dice el Ministerio- que en los próximos días alcanzará el 100 % de la cuota de ese stock.  

Quieren un mínimo de 20.000

A mediados de esta semana, el volumen de capturas registrado en los puertos del Cantábrico superaba ya el 90 % de la cuota disponible para la flota de pesqueros que faena bajo pabellón español, establecida en 16.620 toneladas para el 2019, exactamente la misma cantidad que el año pasado. «E o ano que vén, se nada cambia na reunión da ICATT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico que fija el número de capturas), será a mesma».

En la Asociación de Armadores de Burela (ABSA) comparten la idea de que son pocas, sobre todo teniendo en cuenta los estudios que apuntan a la buena salud del stock: «Xuntarémonos e falarémolo, pero non debería baixar das vinte mil toneladas», precisa Xusto García, que asegura que desde hace años «medrou a flota que se adica a este peixe, porque se lles remata a cuota da súa especie e buscan refuxio nesta».

Aunque sin cifras oficiales y definitivas en la mano, desde la lonja de Burela hacen una primera estimación: «A trinta mil kilos por 75 días, pódenme saír uns dous millóns de toneladas». Los precios no han estado mal. «Andaremos sobre os catro euros con vinte, ou catro euros con corenta. Máis ou menos como o ano pasado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El martes cierra la costera del bonito: «Foi insuficiente pero bastante boa»