Sí, aún hay campamentos en agosto

Yo concilio, tú concilias, él concilia... Conjugar el verbo es más fácil a nivel gramático que en la vida real, pero este mes estival aún ofrece opciones distintas para tener a peques, papis y abuelos contentos


No es lo mismo, y la sabia experiencia de los progenitores así lo corrobora, pasar un verano entre cuatro paredes sin más estímulo que la Play o la televisión que sacarle el máximo partido a la temporada estival. Agosto aún ofrece alternativas para los hijos en las que el ocio no está, para nada, reñido con las ganas de aprender que todos esos diamantes por pulir tienen. Porque no es igual un verano soso que... ¡un verano tope guay! Si, además, ayuda a los padres y madres en la difícil aventura de conciliar vida familiar y laboral, más complicada que nunca durante las vacaciones escolares, estes «niñeros» en versión campamento o alternativas de ocio nos vienen de perlas. Tienen la virtud de agregar actividades que estimulan la mente, potencian la inteligencia emocional o inculcan amor por la naturaleza y los animales.

Una escuela «pionera»

Se llama Escuela de Minitalentos y nació hace años en la Academia A Mariña de Burela, explica Raquel Hermida, «para fomentar el talento de los niños y las niñas» por edades, ya que cada una «necesita una atención especial y la forma de aprender varía». Quiere decir que no es lo mismo trabajar con pequeños de 3 a 6 que con ya prácticamente adolescentes de 7 a 12. Es lo que se denomina psicología evolutiva infantil.

Comienzan bien temprano, sobre las nueve, aunque la escuela ya está abierta desde las ocho para los más madrugadores. Repasan, pero con la diversión y la creatividad por bandera. Trabajan la felicidad y las emociones, una parte importantísima de su crecimiento, crean sus propios juegos de ordenador o cuentos virtuales, mejoran la oratoria, la comunicación y la expresión, estimulan la imaginación... Hermida subraya que otro puntal de esta Escuela de Minitalentos es el siguiente: «Es una escuela de verano en la que se trabaja la autoestima, la motivación, la proactividad y, sobre todo, las inteligencias múltiples (trabajamos las de Howard Gardner: inteligencia visual-espacial, lógica-matemática, musical, verbal-lingüística, corporal kinestésica, intrapersonal, interpersonal, naturalista y emocional)». También, de vez en cuando, toca fiesta como la temática de Harry Potter que celebraron en el centro burelense la semana pasada. Porque, ciertamente, a muchos padres les toca hacer «magia» cuando acaba el cole dejando a los niños no solo entretenidos, sino también bien cuidados y buscando que esa experiencia sea positiva.

De Burela pasamos al ayuntamiento vecino de Cervo. Allí, en Sargadelos, pastan relajadamente, atendidos por los monitores, Sira, Percherón, Chispa, Sol y Pepita, los caballos, junto a la burra Adriana. El de Cabaliño de Pao Espazo Natural (centro de equiocio) no es un campamento como tal. Recibe aquí la denominación de Semana Intensiva de Verano y funciona de 10.00 a 14.00 horas, de lunes a viernes, con doce menores por período semanal. Este es el primer año de su desarrollo, con gran éxito. Y alguna que otra lágrima cuando toca despedirse: «Si, hoxe houbo drama, porque algún neno xa sabe que acaba o verán e que non vai poder volver ata o vindeiro ano». Realizan paseos ecuestres, cultivan un huerto sin utilizar productos químicos, el último día aprenden a cocinar recetas ecológicas y vegetarianas con A Morena, disfrutan del senderismo por la zona (en compañía de Adriana, que les lleva la merienda) o visitan la emblemática fábrica de cerámica de Sargadelos. Y también juegan, por supuesto. Todo, en plena naturaleza y en medio de un entorno que rebosa historia, pues está declarado conjunto histórico-artístico en Galicia.

Unos cuantos inscritos han repetido, de tanto que les gustó la experiencia. Señalan desde Cabaliño de Pao que la mayoría de ellos proceden de la comarca de A Mariña, pero que también han tenido algún hijo de veraneantes. El verano es sinómino de playa, mar, costa, olas, salitre... Con estas pistas acuáticas podemos deducir que otras iniciativas de éxito en verano para el público infantil son las vinculadas con deportes del mar.

Mar y mucha lógica

En el Real Club Náutico de A Coruña, por poner un ejemplo, su Escuela de Vela contribuye a que los más jóvenes puedan iniciarse en la vela ligera o de crucero. «Realizamos tanto bautismos de mar como cursos completos», explican, «en función de las necesidades». No salimos de las fronteras herculinas para contar otra experiencia estival que cubre sus plazas en esta temporada en verano, como es la iniciativa de Juegos Besa, que ofrecen mañanas de lo más activas para la mente, pues su actividad con los niños, que se realiza en horario de 10.30 a 13.30 horas, se centra en «juegos de lógica e ingenio y matemáticas relacionado con el Cubo de Rubik», explican. Todos sus planes están basados en el aprendizaje de múltiples disciplinas entre las que también destacan el vocabulario, la agilidad mental, la lógica, el razonamiento espacial o las habilidades manuales. «Están dirigidas a menores de 3 a 12 años. Ahora está completo. Estamos en agosto y en la primera semana de septiembre», indican. Regresando al centro de equiocio cervense, Cabaliño de Pao colgó en su perfil de Facebook la siguiente frase de María Montessori: «Sembrad en los niños ideas buenas aunque no las entiendan. Los años se encargarán de descifrarlas en su entendimiento y de hacerlas florecer en su corazón». El verano próximo que sigan floreciendo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sí, aún hay campamentos en agosto