La pesca de Burela alivia la falta de tripulantes con formación y salarios

Armadores completarán a bordo dos ciclos de puente y máquinas de la Laboral coruñesa


burela / la voz

Pasan los años y la falta de tripulantes continúa siendo un mal endémico en el sector pesquero. Públicamente trascienden cada vez menos, pero en innumerables puertos españoles cada cierto tiempo quedan buques amarrados porque no logran cubrir las dotaciones mínimas de mandos y personal de cubierta. Aunque en determinadas flotas la mitad de sus plantillas ya son inmigrantes, los contratos de mano de obra extranjera los restringen la normativa española y, sobre todo, las titulaciones exigidas en España. De ahí que la pesca de Burela también apueste por crear su propia cantera, en un intento de paliar una carestía de personal que llega a impedirle faenar.

Una quincena de armadores de Burela se han implicado en un programa de formación profesional dual pionero en Europa hace un año. Comenzó en Celeiro un modelo aplicado después en otros puertos, como, por ejemplo, el de Vigo. Ahora los burelenses se suman a un proyecto que, igual que en Celeiro, vuelven a impulsar la Universidade Laboral de Culleredo (A Coruña), la Consellería de Educación y los dueños de los pesqueros. Aceptan completar a bordo la formación de estudiantes de puente y máquinas, pagándoles un salario, cotizando a la Seguridad Social y permitiéndoles hacer los días de mar imprescindibles para ejercer.

Veinticuatro plazas

La Laboral coruñesa ya ha cerrado la matrícula ordinaria para los dos ciclos medios de formación profesional dual marítimo-pesquera que empezarán con el nuevo curso, pero aún quedan plazas. En total, son 24, 12 en mantenimiento y control de maquinaria de buques y embarcaciones y otras 12 en navegación y pesca de litoral.

Empresas asociadas a Armadores de Burela y a la Organización de Produtores Pesqueiros de Lugo son parte esencial. No solo por convertir sus barcos en aulas flotantes, sino también porque los alumnos tendrán opción de conseguir un empleo cuando acaben los dos cursos de cada ciclo. Incluyen 2.000 horas de clases, 820 embarcados. Empezarán en septiembre, estudiarán en la Laboral coruñesa hasta marzo y después se enrolarán en los pesqueros, donde completarán el primer año. También a partir de septiembre, el esquema se repetirá en el segundo curso.

El ciclo de navegación y pesca de litoral habilitará a quienes lo superen para ejercer como patrón costero polivalente, patrón local de pesca u oficial de puente, entre otros. El de mantenimiento y control de maquinaria de buques permitirá a los titulados trabajar de mecánico de motores o de oficial o jefe de máquinas.

Las empresas implicadas

Para cualificar profesionales del ciclo medio de máquinas, la Laboral cuenta en Burela con la cooperación de las empresas armadoras Breso Pesca, Eiroa Couto, Galiana Armadores, González Neira, Madre Querida, Perla del Masma, Pesca Norte Breogán, Pesquerías Abrela, Pesquerías Muinelo y Sombriza. Y en el de puente colaboran los armadores Basanta Fra Hermanos, Breso Pesca, Hermanos Galdo, Madre Querida, Pastor Nauta, Pesca Reliño, Pesqueras Canoura, Pesquería Breogán, Pesquerías Martínez Quelle y Sombriza.

Además de esos datos, informaciones públicas de la Consellería de Educación indican que de momento hay once aspirantes a integrarse como mandos de puente en la cantera de tripulantes de la pesca de Burela y dos en la de máquinas. Pero aún hay más opciones para matricularse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La pesca de Burela alivia la falta de tripulantes con formación y salarios