«El clima de A Mariña facilita que haya setas casi todo el año»

La bióloga Cristina García-Echave presentó en la Diputación de Lugo la «Guía de setas de Burela y A Mariña» revisada y ampliada


BURELA/LA VOZ

La bióloga María Cristina García-Echave Puente presentó en el salón de actos de la Diputación Provincial de Lugo su Guía de Setas de Burela y A Mariña.

-¿En qué consiste la guía?

-Se trata de una nueva edición de la guía que publiqué en el 2009, revisada y ampliada, porque la micología, como todas las ciencias, va cambiando.

-¿Es una guía para expertos o también para aficionados?

-Es para todo el mundo. Hay una introducción sobre la zona de A Mariña y su clima y sobre los hongos, y después se incluyen 163 fichas de setas, con fotografías, y para terminar, unas nociones de cocina con setas. En esta guía incluí 19 especies nuevas, entre ellas, un hongo que, en principio, es único en Galicia, y que apareció en una playa mariñana. Son 163 las que se incluyen en esta guía, pero existen muchísimas más en A Mariña.

-¿Qué tiene de peculiar la comarca A Mariña en el mundo micológico?

-En A Mariña hay muchos eucaliptos y pinos, pero también hay ecosistemas autóctonos bien conservados. Encontramos setas en los pinares, pero también en los eucaliptales, donde hay setas nuevas que llegaron con los eucaliptos y otras autóctonas que se adaptaron a este nuevo entorno. También hay setas en los prados, en las playas y en las fragas, con su microflora asociada. El clima de A Mariña facilita que haya setas casi todo el año, por su temperatura, el grado de humedad y las nieblas.

-¿Está creciendo la afición por la micología?

-Sí, mucho. Hay aficionados que recogen setas para comerlas y otros que se interesan por el mundo de la micología y sus secretos. Para todos ellos va dirigido este libro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El clima de A Mariña facilita que haya setas casi todo el año»