La pérdida del «miedo a pleitear» dispara los juicios por herencias en A Mariña

Abogados de la comarca consideran que ahora la gente «ya no es reacia a acabar en el juzgado» para impugnar testamentos


viveiro / la voz

Aunque las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial no recogen el detalle, la realidad apunta a que la «pérdida del miedo a pleitear» ha incrementado de manera notable en los últimos años el número de juicios relacionados con herencias en los dos partidos judiciales de A Mariña: el de Viveiro y el de Mondoñedo. El dato lo confirman varios abogados de la comarca, que aseguran que la gente ha perdido «el miedo a pleitear, y últimamente ya no tiene miedo a ir al juzgado». La letrada Cecilia González Pita, con despacho en Burela, considera que la modificación de la ley gallega en relación con la legítima (porción de bienes de la que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a los llamados «herederos forzosos»), que ha dado mayor libertad para decidir cómo se distribuye la herencia, ha influido. «Antes lo normal era ‘‘herederos a partes iguales’’, pero ahora eso casi no existe porque hay una tendencia a mejorar al hijo que cuida a los padres, y supongo que el que sale perjudicado se ve en la obligación de acabar reclamando», apunta la especialista, que destaca que hoy también la sociedad está más informada.

La justicia gratuita ahorra costes en procesos que suelen durar años y ser caros

La justicia gratuita es otra de la razones que ha favorecido el aumento de procedimiento judiciales derivados de herencias. «Los juicios por la división de herencias suelen ser largos y costosos porque tienen que intervenir peritos, el contador-repartido para el reparto..., entonces antes la gente que le iba a suponer más la tramitación, tanto en tiempo como en dinero, y no se metía en pleitos, pero la gente ahora pide abogados de oficio y se mete. Es mucho más sencillo y gratuito», sostiene la abogada burelense Cecilia González.

Cada vez más renuncias

El letrado mindoniense Jairo Cabado explica que cada vez hay más particulares que renuncian a herencias porque las deudas y obligaciones contraídas por el causante superan «os bens e dereitos que compoñen a masa hereditaria, e por tanto resulta antieconómica a súa aceptación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La pérdida del «miedo a pleitear» dispara los juicios por herencias en A Mariña