Cofradías cuestionan que el GALP no dedique más fondos al sector pesquero

Basilio Otero deja de presidir el de A Mariña-Ortegal «por motivos persoais»


viveiro / la voz

«Os patróns maiores non están de acordo coa forma de funcionar do GALP (Grupo de Acción Local do Sector Pesqueiro) porque as subvencións non van á pesca directamente». Horas después de dimitir como presidente del GALP A Mariña-Ortegal, Basilio Otero, patrón mayor de Burela y titular de la federación de cofradías de Lugo, reconoce el descontento de los pósitos mariñanos con el destino de las subvenciones que gestiona esa asociación sin ánimo de lucro.

Discrepan, sobre todo, porque el GALP se creó para mejorar la vida de las poblaciones marineras, pero gran parte de los fondos públicos que ha inyectado en los últimos años los han recibido empresas vinculadas al sector turístico. La marcha de Basilio Otero significa la renuncia de las cofradías a presidir una entidad a la que, desde el 2009 al próximo año, se le han asignado más de once millones, el 75 % del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca y el 25 % de la Xunta. Su dimisión cobra relevancia porque las cofradías son parte del 40 % de entidades de la pesca asociadas. Otro 27 % representan al sector público y el 33 % restante pertenecen al social y al económico.

«Por motivos persoais» dimite Basilio Otero, que prevé seguir en la asociación. «Dáme pena irme porque o GALP distribúe fondos que axudan a dinamizar a zona, a pesar de quen non esté de acordo coa forma de xestionalos», declara. Y añade: «Se lle pode botar a culpa á Administración, pero cando se decidiu a estratexia de desenvolvemento local, en que se investiría, faltaron moitas confrarías ás reunións». Quien presidió el GALP los últimos ocho años, destaca que «o pequeno grupo da directiva que asistíamos ás reunións somos un equipo unido, que traballamos desinteresadamente para que os proxectos saian adiante».

«Podo aguantar case todo, pero a miña saúde está por diante»

Aparte de las circunstancias que rodean su dimisión como presidente y, más allá del descontento de las cofradías con los fines a los que se dedica el dinero público que maneja el GALP A Mariña-Ortegal, Basilio Otero expresa su intención de continuar en esa asociación colaboradora de la Consellería do Mar.

Sobre los «motivos persoais» que lo llevan a renunciar, dice: «Podo aguantar case todo, pero a miña saúde está por diante». Además del cargo que ahora deja, Basilio Otero es patrón mayor de Burela, presidente de la federación de cofradías de Lugo, presidente de la federación nacional de pósitos y presidente de un consejo consultivo de pesca de la Unión Europea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cofradías cuestionan que el GALP no dedique más fondos al sector pesquero