Las cuentas del Estado sepultan la autovía entre Barreiros y San Cibrao

Comprometida hace 20 años, en el 2017 se anunció que estaría lista en el 2021

Imagen de archivo del acceso a la A-8 en Barreiros, donde la Transcantábrica perdió su nombre porque la apartaron de la costa y la desviaron hacia el interior
Imagen de archivo del acceso a la A-8 en Barreiros, donde la Transcantábrica perdió su nombre porque la apartaron de la costa y la desviaron hacia el interior

viveiro / la voz

Como compensación por desviar la Transcantábrica (A-8) en Barreiros hacia el interior de la provincia, hace veinte años el Gobierno central y la Xunta se comprometieron a construir lo que bautizaron como corredor de la costa. El Estado asumía el trecho entre Barreiros y San Cibrao, y el Gobierno gallego construiría el que iría de San Cibrao a Ferrol. Unos 111 kilómetros de los que únicamente están operativos los 16 que ha hecho la Xunta, 7,9 entre Area (Viveiro) y Beltrán (Xove) y 8,4 de la variante de Ortigueira. Faltan 62 de los que le tocarían al Ejecutivo autonómico y los 33,5 que repetidamente anunciaron los diferentes Gobiernos estatales. Aunque sin dinero suficiente, en el 2017 se puso por primera fecha para rematar el tramo estatal, el 2021. No solo no se ha iniciado, sino que los Presupuestos del Estado para el próximo ejercicio sepultan la A-74, hasta ahora la última identificación con la que ha sido bautizada la Autovía da Mariña.

Solo 400.000 euros

No desaparece por completo de la programación de inversiones de la Dirección General de Carreteras, pero, al contrario que en proyectos económicos anteriores, ese departamento del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no prevé fondos para la A-74 a partir del 2022. Sí consigna cantidades testimoniales para el próximo año. En total, 400.000 euros. De ellos, 100.000 para los 33,5 kilómetros de toda la Autovía da Mariña. Es la misma cuantía que le asigna a cada uno de los otros tres trechos que incluye de modo nominal en los Presupuestos: Foz-Burela, Foz-O Carme y O Carme-Barreiros.

Por lo que consta en el proyecto económico del bipartito de Pedro Sánchez (PSOE) y de Pablo Iglesias (Podemos), el último anuncio oficial sobre la A-74 se ha quedado en papel, como todos los anteriores.

La última novedad

Hace justo un año el Gobierno estatal divulgaba lo que entonces era la última novedad. El tramo Foz-Barreiros, de 11,1 kilómetros de longitud, había superado la fase de información pública. También se decía entonces que estaba en fase de redacción el trecho Foz-Burela, de 9,1 kilómetros de largo y con un precio de unos 92,6 millones de euros. Nada se apuntaba sobre la última parte del vial, entre Burela y San Cibrao, pero se cuantificaba en 241 millones el coste del vial.

Aunque las inversiones programadas nunca se han correspondido con las ejecutadas, hasta estos Presupuestos del Estado la A-74 aparecía con previsiones de gasto para el año siguiente y para los venideros. Concretamente, en el proyecto económico elaborado para el 2017 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) se cifraba el precio total en 257,6 millones de euros. De ellos, 92,38 para el tramo Foz-Burela, 83,39 para el Barreiros-Foz y 81,48 para el Burela-San Cibrao. Fue entonces cuando se apuntó que los 33,5 kilómetros estarían rematados en el 2021.

Un vial de papel

Ese plazo parecía muy complicado de cumplir por la planificación del gasto. Entre el 2017 y el 2019 lo cifraba en 60,3 millones de euros y otros 60 los proyectaba para este 2020, con lo cual dejaba para el 2021 el grueso de la inversión, 137 de los 257 millones en los que se valoraban las obras en aquel momento.

A medida que pasan los años y repetidamente se incumplen todos los compromisos, el coste de la Autovía da Mariña varía. La estimación de 257 millones en el 2017 bajó a 241 el año pasado, pero los 33,5 kilómetros de esa carretera no han pasado hasta ahora del papel.

La Xunta y la variante de Viveiro

En cuanto a los 62 kilómetros que le faltan a la Xunta para completar los 78 de lo que denominó vía de altas prestaciones Costa Norte, lo último que trascendió fue la idea de construir el tramo Area-Escourido, la variante de Viveiro, que incluiría un controvertido puente sobre la ría de 1.700 metros de longitud. En el proyecto económico diseñado por el Ejecutivo de Núñez Feijoo para este año, la Axencia Galega de Infraestruturas consignaba 2,12 millones para la variante viveirense y para mejoras en la N-640. Si se mantuviese el reparto programado para este 2020, en la tantas veces anunciada circunvalación de Viveiro la Xunta invertiría 5 millones en el 2021, 12,5 en el 2022 y 9,5 en el 2023.

Transición Ecológica asigna 430.000 euros a la costa mariñana

Aparte de las partidas genéricas de los Presupuestos que puedan repercutir en los quince municipios de A Mariña, la inversión consignada con nombres y apellidos para el 2021 no llega a un millón de euros. Además de los 400.000 de Carreteras para la A-74, el Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Dirección General de la Costa y del Mar, consigna 430.000 euros para actuaciones en la costa mariñana el próximo año. De ellos, 230.000 para el control de la regresión, 100.000 para la protección y recuperación de sistemas litorales y otros 100.000 para dotaciones de acceso y uso.. Para esos tres fines, cuyo coste sitúa en 4,95 millones, proyecta partidas anuales hasta el 2024.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las cuentas del Estado sepultan la autovía entre Barreiros y San Cibrao