«Esta finca costó cinco millones de euros y ahora solo hay conejos en ella»

Solares de Barreiros convertidos en zarzales salen a subasta con tasaciones desfasadas para tratar de recuperar deudas pendientes desde la crisis de la construcción en 2007


ribadeo / la voz

La desmesura del bum de la construcción colea en fincas y edificios de los que la Sareb, el conocido como banco malo, no logra desprenderse. Con un sector que vive a espasmos, sin una tendencia constante a remontar, el momento económico no es el más propicio para ello, pero también algunas de las operaciones de la Sareb desvelan hasta qué punto vive alejada de la realidad. En estos momentos hay una subasta judicial en marcha, de una finca de 5.312 metros cuadrados en San Pedro, Barreiros, ubicada al pie de la N-634. Con ella, el acreedor, la Sareb, reclama una deuda de un promotor que quebró: 6,2 millones de euros, siendo la tasación del solar y el valor estipulado de la subasta de 7,3 millones de euros. Hoy en día, la finca está convertida en un zarzal, en la que no se movió ni un kilo de hormigón.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

«Esta finca costó cinco millones de euros y ahora solo hay conejos en ella»